Las cooperativas freseras se afianzan en Ávila

Echan en falta mano de obra durante la plantación y recolección

M. F. J. Ávila Martes, 3 octubre 2017, 17:29

La provincia de Ávila se está convirtiendo en referente para el sector fresero gracias a cooperativas del sector que abastecen el mercado durante todo el año.

El municipio de Cabezas de Alambre ha acogido a varios representantes de la administración provincial, regional y estatal de Ávila, quienes se han acercado a la localidad para visitar las instalaciones.

Los invernaderos implantados en la provincia, abastecen de fresas al mercado en la época considerada «fuera de temporada», esto es, entre junio y noviembre. La climatología de la provincia propicia la llegada de emprendedores del sector fresero, de modo que no sólo en Cabezas de Alambre se desarrolla la actividad, sino también en municipios como Nava de Arévalo o Niharra. Allí se lleva a cabo el plantón para después trasladarlo a Huelva.

Ya hay 14 empresas dedicadas al cultivo de la fresa en Ávila, un total de 600 hectáreas de superficie destinadas a su desarrollo. Según ha informado el delegado territorial, José Francisco Hernández, se da empleo a más de 2.500 temporeros y un centenar de  trabajadores fijos.

En la visita a dos de las cooperativas, Cuna de Platero y Grufesa, el presidente de Diputación Provincial, Jesús Manuel Sánchez Cabrera, ha querido destacar que con la implantación de nuevos invernaderos de cooperativas freseras, no sólo se consigue el abastecimiento de la fruta sino también una apertura de puertas a la implantación de industrias agroalimentarias para derivados de la misma. Por último pero no menos importante, se generan un gran número de puestos de trabajo en el territorio.

No obstante, según los presidentes de Cuna de Platero y Grufesa, José Manuel Ramos y Eduardo Martínez, respectivamente, el sector echa en falta mano de obra en temporada de recolección y plantación de las fresas, los meses en los que más se intensifica el trabajo. Tanto la plantación como la recolección son procesos que «no se pueden mecanizar». Por este motivo, las cooperativas recurren a empleados extranjeros, en su mayoría «rumanos», a falta de obreros locales.

En el encuentro con las cooperativas han estado presentes la subdelegada del Gobierno en Ávila, María Ángeles Ortega y el vicepresidente y el diputado responsable de Agricultura en la Diputación, Carlos García  y Mariano Robles, respectivamente.

Secciones
Servicios