Una capa blanca entierra el medio rural

EFE

Solo tractores y palas de mano pueden limpiar la gran cantidad de nieve caída en las últimas 48 horas en prácticamente toda la provincia de Ávila

s.a.
S.A.Ávila

No se diferencia la carretera del arcén. En los pueblos de la provincia de Ávila son los vecinos los que, pala en mano, se encargan de abrir un pequeño camino para poder transitar.Ni operarios, ni maquinaria, ni efectivos de seguridad. Es lo que tiene el medio rural donde se nota, más que en ningún sitio, que la gran nevada del 2018 ha caído en domingo.

En el municipio de San Juan del Molinillo (216 habitantes) ha caído casi un metro de nieve. La capa blanca lo ha cubierto prácticamente todo y la carretera comarcal que une esta localidad con otras vecinas del Valle del Alberche está totalmente desdibujada. Solo un tractor particular se ha propuesto transitar por ella y, pasadas ya las cuatro de la tarde, se convertía en el primer vehículo que se atrevía a estrenar el impoluto firme blanco.

«Ha venido una máquina de la Diputación provincial pero como tenía una cuchilla de plástico se ha quedado atascada y no ha podido hacer nada», explicaba una de las vecinas de la localidad mientras su marido y dos de sus hijos limpiaban un pasillo de algo más de metro y medio para que pudieran sacar el vehículo. Mientras, no muy lejos de allí, y portando una pala de madera, otro de los pocos habitantes del pueblo, abría un sendero «por si tengo que salir por una urgencia», comentaba sin abandonar la faena. Su trayecto le conduciría desde la puerta de su casa hasta la autonómica Av-905 por la que se había limpiado un buen trozo para que, al menos un coche, pudiera circular.

La máquina del pueblo

A poco más de medio kilometro de allí era el alcalde, con la máquina del pueblo, el que se afanaba en limpiar otra travesía hasta que se quedó atrapada por la nieve. «Aprovecha la rampa que he creado y tira por allí», le decía a un joven agricultor que, montado en su tractor, había estrenado el firme blanco de la carretera.

Al otro lado del mapa, en la comarca de la Moraña, la nieve tardó en aparecer pero lo hizo. En Fontiveros (758 habitantes) se felicitaban -como se puede ver en el vídeo que acompaña esta información- cómo pasado el mediodía se acercaba hasta la zona el primer efectivo de la Junta para limpiar la vía. También allí los vecinos se afanaban en limpiar la puerta para poder salir de casa. Y es que la blanca estampa postnavideña que ha caído del cielo en las últimas 48 horas ha enterrado el medio rural. En la provincia de Ávila pasarán varios días hasta que se empiece a recuperar la normalidad. Aún así, nadie se queja. «Ha sido un buen regalado de Reyes», comentaba más de un vecino mientras adecentaba el patio de su hogar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos