Caminos contra la despoblación y para la población del mundo rural

Diputación y Obispado abulenses presentan los carteles informativos de las cuatro rutas teresianas./ P. V.
Diputación y Obispado abulenses presentan los carteles informativos de las cuatro rutas teresianas. / P. V.

El Año Jubilar, como ya anunció el pasado mes de octubre El Norte de Castilla, crea en la provincia abulense tres rutas, que se unen a la ya existente, con objetivos tan definidos como luchar contra la despoblación

PAULA VELASCO

La promoción del mundo rural es uno de los principales objetivos que se marca el Obispado y la Diputación abulense al poner en marcha las tres rutas teresianas, que se unen a la ya existente, y que llevarán a los peregrinos a alcanzar el jubileo o a los viajeros a acercarse a la vida de Santa Teresa  o la naturaleza, a partir de este Año Jubilar.

El delegado para el Año Jubilar en Ávila, Jorge Zazo, ha asegurado hoy en rueda de prensa que una de las cuestiones que más preocupan a la sociedad es la «despoblación» que está sufriendo Castilla. «Santa Teresa de Jesús aconsejaba a sus monjas que al iniciar el camino de oración, cada uno tenía que poner lo poquito que hay en mí». Por esta razón, el Obispado pone «lo poquito que hay en nosotros», ha afirmado Zazo, con el fin de conseguir esa promoción de los pueblos de la provincia abulense.

Cada una de las rutas alude a dimensiones esenciales de la experiencia humana y de la creencia cristiana. Monseñor Jesús García Burillo, obispo de Ávila, ha aludido a esa doble esencia de cada uno de los caminos, externa e interna, que invita al viajero: primero a «atravesar montañas y valles» de gran belleza, pero que también le «llevará al punto interior, donde descubrir nuestras posadas». En este sentido Burillo ha querido «invitar» a quien realice estas rutas, «a hacerlo como una invitación a la vía de la belleza con la que descubrir espacios y trazados nuevos».

Cada peregrino que camine por uno de estos cuatro recorridos —habilitados para su realización a pie, bicicleta o caballo—, podrá sellar una credencial con varias casillas, que le asegure alcanzar La andariega al finalizar: el documento que certifica que ha recorrido una de las cuatro rutas.

                                           .......................... 

 

Rutas teresianas

De la cuna al sepulcro. Es la más antigua de todas, puesta en marcha en el año 2014  por un grupo de empresarios  de la Asociación de Turismo La Moraña, que decidió crear un producto turístico aprovechando los caminos por los que, hacía casi quinientos años, había pasado Santa Teresa de Jesús. Una ruta ambiciosa, con un recorrido de 107 kilómetros para hacer a pie, en bici o a caballo, y que por primera vez hermanaba a dos localidades entre las que, durante siglos, habían existido rencillas por la posesión del cuerpo de la mística abulense; Ávila y Alba de Tormes, lugar de nacimiento y fallecimiento de La Santa, respectivamente.

 

La ruta de la salud. Recorrerá el camino desde Becedas hasta la capital abulense, y pasará por localidades como Barco de Ávila, Piedrahita, Ortigosa, Muñico o Martiherrero. Zazo ha asociado esta ruta a la importancia de los «enfermos, ancianos e impedidos», a veces olvidados en la sociedad.

 

La ruta del confesor. Seguirá el trazado a través de la zona del valle del Tiétar. En el punto de inicio de esta ruta, Arenas de San Pedro, vivió San Pedro de Alcántara, de ahí el nombre del municipio, que animó a la joven santa a comenzar su reforma. Zazo enlaza esta ruta con la misericordia de Dios; «nuestra vida no queda encerrada en los errores pasados. Siempre podemos comenzar de nuevo».

 

La ruta de los caminos y las posadas. Esta ruta «alude a nuestro ser peregrino», pero también a la virtud de la «acogida del otro, del que no conocemos», y que tan enraizado está tanto en la Biblia como «en la tradición cultural europea», ha explicado el delegado para el Año Teresiano. Este camino une Sotillo de la Adrada con Ávila, pasando por localidades como Casillas, Iruelas, San Bartolomé de Pinares o Tornadizos. Este camino simboliza la ruta que realizaba La Santa en sus numerosos viajes a Toledo, donde también fundó uno de los conventos de su orden

                                                   ......................

Georreferenciación digital

A estas cuatro rutas se podrá acceder virtualmente a través de los dispositivos electrónicos, como el ordenador o las tabletas, pero principalmente a través de la APP de turismo de la Diputación de Ávila, debido a que será el teléfono el objeto que llevarán los peregrinos normalmente al realizar los diferentes caminos, ha explicado Rafael Pérez, diputado de Turismo, Asuntos Europeos y Energía.

 

Igualmente, quien lo quiera podrá preparar el viaje o simplemente informarse de estas rutas a través de la sección de 'Cultura' o 'Naturaleza', que encontrarán dentro de la web de la Diputación: https://www.turismoavila.com

 

Para los que prefieran el formato tradicional en soporte de papel, la Diputación imprimirá cuatro mil ejemplares, mil por cada ruta, en una primera edición, los cuales se repartirán en las oficinas de turismo y parroquias. En una de las caras figurará un mapa, en el que estarán marcados los puntos de interés, y en la contraria se reflejará el patrimonio religioso, cultural, gastronómico y natural de cada etapa, así como información útil del camino como farmacias o supermercados.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos