Caluroso recibimiento a José Tomé en el centro de día que lleva su nombre

Don José Tomé bendice las instalaciones del Centro de Día que lleva su nombre
Don José Tomé bendice las instalaciones del Centro de Día que lleva su nombre. / F. G. MURIEL

Las instalaciones tienen una capacidad para 40 personas y albergan actividades no solo para los enfermos de Alzheimer, sino también para mayores y dependientes que quieren mantenerse activos

Fernando G. Muriel
FERNANDO G. MURIELARÉVALO (ÁVILA)

El que fuera titular de las parroquias de Santo Domingo de Silos y San Juan Bautista, José Tomé de Francisco, popularmente conocido por ‘Don José Tomé’, fue recibido de forma muy calurosa en la visita al Centro de Día de Arévalo que lleva su nombre, el cual es de titularidad municipal que gestiona la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer de Arévalo y Comarca, AFArévalo. El sacerdote, que se encuentra en plenas facultades físicas y mentales a pesar de su avanzada edad, no en vano antes de su etapa sacerdotal destacó en el baloncesto donde llegó a ser jugador del Real Madrid y de la selección española.

En su visita a este centro, el antiguo titular de las parroquias arevalenses, recibía un homenaje por parte del Ayuntamiento de la ciudad en reconocimiento por el trabajo que José Tomé ha realizado siempre en pro de los arevalenses, tanto en su etapa en las parroquias locales, como en su vida posterior, donde no ha dejado de visitar y preocuparse no sólo por quienes fueran sus feligreses, sino por todos los ciudadanos de la capital morañega. Aún hoy, cuando han transcurrido más de 20 años desde que tuvo que dejar Arévalo, sigue siendo una persona muy querida en la ciudad, debido a que su labor pastoral y humanitaria ha dejado una imborrable huella en la mayoría de las familias arevalenses

Don José Tomé bendice las instalaciones del Centro de Día que lleva su nombre. / F. G. MURIEL

José Tomé estuvo acompañado en el acto por la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Alicia García, y el alcalde de la ciudad Vidal Galicia Jaramillo, así como miembros de la junta directiva de AFArévalo, y familiares de los usuarios que utilizan los servicios que presta este centro de estancias diurnas abierto en abril de 2015, que tiene una capacidad para 40 personas, donde la asociación desarrolla diversas actividades no solo para los enfermos de Alzheimer, ya que también acoge a mayores y dependientes que quieran mantenerse activos y trabajar tanto sus capacidades cognitivas como las físicas y sociales.

Centro de Día 'Don José Tomé'

El centro cuenta con servicios de promoción para la autonomía personal, como el de habilitación y terapia ocupacional, el servicio de promoción, mantenimiento y recuperación de la autonomía funcional y el de habilitación psicosicial, dirigidos a personas con procesos neurodegenerativos como las demencias o la enfermedad de Alzheimer, pero también para personas mayores que no tengan ninguna enfermedad y quieran utilizar los servicios del centro. Tiene 40 plazas y, en la actualidad, da empleo a siete personas. La Junta financió el 70 % del coste de su construcción, para lo que aportó más de medio millón de euros, mientras que los 200.000 restantes salieron de las arcas municipales.

Los servicios para se prestan de lunes a viernes y son servicios de promoción de la autonomía personal en horario de 10.00 a 13.30 horas o de 15.00 a 18.00 horas, y el servicio de estancias diurnas en horario de 10.00 a 18.00. Todas las actividades tratan de proporcionar diversión al tiempo que nos ejercitamos tanto física como psicológicamente. El comedor está abierto para los usuarios y para todas aquellas personas que vivan solas o no les apetezca cocinar. Además se cuenta con un servicio de transporte que permite acceder al centro a aquellas personas que no pueden hacerlo por sus propios medios.

También las personas cuidadoras se ven beneficiadas por estos servicios ya que les permite disponer de tiempo de respiro y encuentran un lugar donde recibir apoyo e información y asesoramiento.

Consejera de familia

Alicia García ha resaltado el compromiso de la Junta de Castilla y León con la prestación de servicios en el medio rural. Ha señalado que buen ejemplo de ello son los centros de día como espacios que hacen posible que las personas mayores puedan seguir viviendo con calidad en sus entornos sociales y familiares, recibiendo los apoyos necesarios mediante los servicios que se ofrecen para personas dependientes y estancias diurnas, servicios de promoción de la autonomía personal y los dirigidos a familias y cuidadores, que en el caso de enfermedades como el Alzheimer son especialmente importantes para contar con apoyo psicosocial, grupos de autoayuda o apoyos para respiro o conciliación.

La consejera ha puesto de manifiesto que el Centro de Día de Arévalo representa una nueva forma de entender la atención a las personas dependientes, un modelo que se inspira en la nueva Estrategia de prevención de la dependencia para las personas mayores y promoción del envejecimiento activo 2017-2021, aprobada recientemente por la Junta. García ha señalado que esta Estrategia desarrolla un nuevo modelo para la prevención de la dependencia basado en la atención centrada en la persona, en su autonomía y en sus preferencias e implica una nueva forma de entender el envejecimiento activo, situando a la persona como protagonista de su proceso de envejecimiento. Cuenta con dos grandes áreas de actuación, una centrada en la persona y otra en su entorno y está dotada con más de 1.950 millones de euros hasta 2021.

La consejera se ha referido también a que las personas mayores afectadas por la enfermedad de Alzheimer y otras demencias han tenido una atención preferente en esta Estrategia como reflejo de la realidad que supone una mayor necesidad de apoyos tanto para los enfermos como para las familias. Alicia García ha valorado el papel esencial que desarrollan en la Comunidad las 29 asociaciones de familiares de enfermos de Alzheimer, muchas de ellas asentadas en el medio rural. Estas asociaciones gestionan más de 800 plazas de estancias diurnas y cerca de un centenar de plazas residenciales. Cuentan con más de 600 trabajadores, 11.000 socios y atienden a más de 2.800 personas. La Junta apoya su trabajo anualmente con medio millón de euros, destinado a que estas asociaciones desarrollen programas dirigidos tanto a los enfermos de Alzheimer como a sus familias.

Fotos

Vídeos