Ayuntamiento y Diputación aprueban un Plan Industrial con la abstención de la oposición

Los populares defienden que el documento representa a los abulenses; la oposición lo califica de «Carta a los Reyes Magos»

M.F.J. Ávila Viernes, 6 octubre 2017, 18:01

El Plan Industrial ‘Ávila 2020’ ha sido aprobado tanto en el Ayuntamiento como en la Diputación Provincial en sendos plenos extraordinarios

El documento, que fija las líneas de orientación y definición de las actuaciones a abordar para paliar las necesidades de Ávila en cuestiones industriales, se redactó en el marco del Diálogo Social, con aportaciones de todos los grupos políticos en una y otra administración.

A éstas se unieron CONFAE (Confederación Abulense de Empresarios) y los sindicatos UGT y CCOO, con aportaciones en materias como el empleo, la seguridad y salud laboral, formación, localización de empresas, población, vivienda o garantía juvenil.

La unión, que el presidente de Diputación, Sánchez Cabrera, ha calificado como “histórica”, ha resultado en dos plenos muy controvertidos, ya que en el caso de Diputación, se ha aprobado con la oposición votando en abstención, exceptuando a Trato Ciudadano, que ha votado en contra. Un panorama similar se ha conformado en el Ayuntamiento, con el Grupo Municipal Ciudadanos y UPyD apoyando al Partido Popular, mientras PSOE e IU se abstenían y Trato Ciudadano repetía el sentido de su voto en el pleno anterior.

Esto no ha amilanado el talante de Sánchez Cabrera, quien destacaba que el documento no sólo ha sido redactado por los partidos políticos de Ávila sino también por sus empresarios y sindicatos, es decir, una “gran representación de todos los abulenses”.

Han sido muchas las críticas a las esperanzas del Plan Industrial ‘Ávila 2020’ depositadas en la Junta de Castilla y León, por las declaraciones de ésta, a través de Martín Tobalina, afirmando que sólo hay un plan industrial en Ávila, esto es, el de Nissan.

Mientras Izquierda Unida defendía que ha llegado el momento de no depender de  los “tambaleos” de Nissan y buscar una solución al margen, Trato Ciudadano defendía que el Plan Industrial se basa en “pedir dinero y luego ya veremos”. Rubén Arroyo, portavoz de la formación en Ávila, ha solicitado que se espere a los presupuestos de 2019 para replantear partidas y peticiones específicas, como la supresión del peaje. Por su parte, los socialistas han calificado al documento de “Carta a los Reyes Magos” y “meras pretensiones”.

El siguiente paso, tras la aprobación del documento ‘Ávila 2020’ tanto en Diputación como en el Ayuntamiento, será elevar el Plan Industrial a la Junta de Castilla y León

 

Secciones
Servicios