El fallecimiento de Feliciano Blázquez, presidente de honor del Partido Popular, ha sumido a Ávila en una avalancha de condolencias y manifestaciones de dolor por su pérdida.

El veterano miembro del Partido Popular fallecía el jueves a los 85 años y será despedido hoy en la capital abulense, donde ejerció muchos años de su trayectoria profesional.

Más información

Desde el primer momento, se hicieron patentes las muestras de afecto y solidaridad hacia familiares y amigos por la pérdida de un hombre al que los compañeros de partido coinciden en llamar “sencillo y cercano”.

Al frente del Partido Popular en Ávila, Carlos García aseguraba que fue “un referente” para la formación, destacando su “bondad, capacidad de  trabajo y de servicio a la provincia”. Recordaba con nostalgia la primera vez que fue elegido alcalde de Tiñosillos y cómo Feliciano le enseñó que “una persona sencilla puede ser político” por el bien de sus vecinos.

Desde instituciones como Diputación o el Ayuntamiento también se manifestaba el dolor tras su muerte: Jesús Manuel Sánchez Carrera rememoraba cómo Feliciano Blázquez se dirigía a él como un maestro, llamándolo “chaval”. José Luis Rivas, alcalde de Ávila, destacaba el “cariño” que le tuvo siempre “a la ciudad y a los abulenses”.

También las redes sociales se han hecho eco de la noticia. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, la consejera de Familia, Alicia García o el vicesecretario de comunicación popular, Pablo Casado, se sumaban a las condolencias de miembros de la oposición, instituciones y entidades que lamentaban el fallecimiento.

Feliciano Blázquez, casado y padre de siete hijos, ejerció como médico en el Complejo Asistencial Nuestra Señora de Sonsoles, en Ávila. Fue presidente del Partido Popular en Ávila y diputado en el Congreso durante cinco legislaturas, hasta el año 2004.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos