La oposición pedirá explicaciones a la Junta sobre la mina en la Sierra de Ávila

Miembros de la Plataforma Ciudadana 'No a la Mina en la Sierra de Ávila' durante una reunión interna
Miembros de la Plataforma Ciudadana 'No a la Mina en la Sierra de Ávila' durante una reunión interna
  • Desde la plataforma en contra de la apertura creen que la estrategia empresarial consistirá en la elaboración de informes no integrales

La Plataforma Ciudadana 'No a la Mina en la Sierra de Ávila' ha mantenido una reunión con los Grupos Parlamentarios de las Cortes de Castilla y León con el objetivo de recopilar información sobre el estado del procedimiento en el que está involucrada la Junta a través del Servicio Territorial de Industria, Comercio y Turismo en Ávila.

Como resultado, los Grupos Parlamentarios de la oposición se han comprometido «a poner en marcha una Proposición No de Ley conjunta y a presentar varias preguntas parlamentarias» para que el Gobierno dé explicaciones.

En sede parlamentaria autonómica se aprobó el instar a la Junta de Castilla y León a realizar un seguimiento y vigilancia de la legalidad del procedimiento de la instalación de una mina de feldespato en la Sierra de Ávila; la Junta se comprometió «a hacer un informe» y remitírselo.

Según la Plataforma, desde la Junta se les ha asegurado que necesitan «más información sobre el itinerario de las acciones a las que se comprometieron», alegando que ya se había instado «a la Administración Regional a hacer el seguimiento oportuno y valorar lo sucedido con el expediente». El informe a realizar en relación al seguimiento «aún no está elaborado».

Desde la Plataforma también se han interesado por la situación de las respuestas pendientes de la empresa a las alegaciones, que según se informó, «intentarían resolver durante el primer trimestre de este año». A esto, se les contestó que «cuatro mil alegaciones llevan un trámite más lento» pero tenían constancia de que la labor se había iniciado.

Ya que la implantación de la mina tendría impacto también en la provincia de Salamanca («llegando a más de dos mil cuadrículas mineras de explotación», como ha informado la plataforma), la agrupación considera que la estrategia de las empresas pasa por solicitar la Declaración de Evaluación de Impacto Ambiental en pequeños proyectos en lugar de uno Integral, lo que «supondría la casi garantía de no poder poner en marcha dicho proyecto».