Méndez Vigo anuncia la primera exposición del Museo del Prado en Ávila, aunque las obras siguen paradas

  • Celebra un acto en Ávila, junto a Pablo Casado, sin hacer declaraciones a los periodistas

«Yo soy un desatascador de profesión». Con estas palabras se refirió ayer el ministro de Educación y Cultura, Iñigo Méndez Vigo, en un acto electoral celebrado en Ávila, al esperado proyecto de traer una subsede del Museo del Prado a la capital abulense. Incluso anunció que la primera exposición que acogerá el palacio de Los Águila sería de Pedro Berruguete, aunque las obras continúan paradas. Aunque se había anunciado que haría declaraciones al finalizar el evento, enmarcado dentro del programa #CumPPlimos, en el último momento ni él ni Pablo Casado, vicesecretario de Comunicación del PP, atendieron a los medios de comunicación.

La subsede del Museo del Prado es una reivindicación que se viene arrastrando en la capital abulense desde hace más de 15 años, con la firma de un primer convenio entre el Ministerio de Educación y Cultura, Caja Madrid y el Ayuntamiento de Ávila en 1999. La colocación de la primera piedra tuvo lugar en 2003, con un plazo de ejecución de 25 meses. Desde entonces se han producido muchos y continuos retrasos, incluido una litigio entre la Administración del Estado y la empresa Dragados. Varias constructoras han acometido unas obras que, ocho ministros del ramo después (Esperanza Aguirre, Mariano Rajoy, Pilar del Castillo, Carmen Calvo, César Antonio Molina, Ángeles González Sinde, José Ignacio Wert e Íñigo Méndez de Vigo), sigue parada.

En el acto celebrado ayer junto al diputado por Ávila Pablo Casado y el presidente provincial del partido, Antolín Sanz, el ministro de Educación puso como ejemplo de sus cualidades como «desatascador» la cesión, la semana pasada, del Salón de Reinos, en Madrid, al Museo del Prado. Además, se refirió a la insistencia del diputado abulense Sebastián González con este tema, y bromeó diciendo que hay que acometer el proyecto «porque si no Sebastián vivirá con mala cara toda la vida». También señaló que, en el caso del palacio de Los Águila, están de acuerdo con la Comunidad Autónoma, y eso es clave para que el proyecto siga para adelante.

Tras anunciar esa primera exposición, Antolín Sanz se dirigió a Méndez Vigo para decirle que «esta ciudad se merece el inicio lo antes posible de las obras para que pueda ser una realidad este museo». «La cultura y la educación cotizan en bolsa», añadió, asegurando que la presencia del Prado en Ávila conllevaría «empleo, I+D+i, riqueza y futuro».

También Pablo Casado, parlamentario por la provincia, se refirió al proyecto de la sede del Museo del Prado. En su opinión, la culminación de esta infraestructura «nos va a poner a la cabeza y en la liga de primer orden de los centros pictóricos».

El acto del programa #CumPPlimos, celebrado en el Centro de Congresos y Exposiciones ‘Lienzo Norte’, ha servido para que tanto Casado como Méndez Vigo realizaran un balance de estos cuatro años de legislatura. Según los datos que ofrecieron, el PP ha cumpliado el 92,5 por ciento de los casi 500 puntos del programa electoral con el que se presentaron a las elecciones generales de 2011.