Profesores y alumnos recogen 50 años de historia del IES Isabel de Castilla en un libro digital

  • El trabajo de investigación se remonta al primer instituto general de Ávila

Con motivo del 50 aniversario del IES Isabel de Castilla, un grupo de siete profesores, con la colaboración de varios alumnos, han realizado un libro digital que recoge la trayectoria de dicho centro. El trabajo de investigación se remonta mucho más atrás, ya que arranca en el primer instituto general de Ávila, dibujando así un panorama general de la “historia de la educación secundaria en Ávila”, tal y como señaló ayer, en la presentación de la obra, el director provincial de Educación, Santiago Rodríguez.

En el centro hay un archivo donde se conservan documentos desde 1848, “que es el año en el que se inició el instituto de enseñanza general en Ávila, que se ubicaba en el convento de La Santa”, tal y como señala una de las profesoras participantes, María José Carravilla. La actividad educativa se trasladó a la calle Vallespín entre 1887 y 1962, para pasar luego pasar a su actual localización, en el paseo de San Roque.

Además de recoger estas distintas etapas, uno de los capítulos se basa en la arquitectura del inmueble de hoy en día. “Es un edificio que tiene una fisonomía peculiar, ya que en España hay muy pocos institutos con aspecto de ‘montaña’ y nos parecía digno de reseñar como parte del patrimonio de la ciudad”, afirma otra de las docentes, Sonsoles Soroa.

También se analiza la evolución de los plantes de estudio y del propio alumnado, e incluso se refleja el paso de distintos personajes ilustres, como Adolfo Suárez. Por último, los alumnos se han encargado de entrevistar a varios profesores jubilados –algunos desarrollaron su actividad docente en el centro de Vallespín–, conformando un material audiovisual de más de 9 horas de duración.

En la presentación del libro digital, que se podrá descargar a través de la web del IES Isabel de Castilla, estuvo presente el alcalde de la capital abulense, Miguel Ángel García Nieto, quien también fue alumno de este centro durante dos años. El regidor destacó de dicha obra la capacidad para reflejar “la historia viva de los últimos 50 años de la educación en Ávila”.