El Norte de Castilla

José Manuel Soria: Una de gas y otra de prospecciones

José Manuel Soria.
José Manuel Soria. / J.J. Guillén (Efe)
  • El fiasco energético con el cierre del depósito subterráneo de gas Castor se compensa con el inicio de la búsqueda de petróleo en aguas de Canarias

El almacenamiento y búsqueda de fuentes de energía sufrió durante este año importantes vaivenes. En el ministerio de Industria, dirigido por José Manuel Soria, hubo que hacer frente al cierre del depósito subterráneo de gas, conocido como proyecto Castor, y al inicio de la búsqueda de petróleo en aguas de Canarias que, en caso de hallarlo, representa la posibilidad de disminuir en un importante porcentaje la dependencia de la importaciones de crudo.

Plataforma del proyecto Castor.

Plataforma del proyecto Castor. / Lluis Gene (Afp)

El pasado octubre el Consejo de Ministros aprobó la hibernación del almacenamiento subterráneo de gas y una compensación de 1.350 millones de euros a la promotora Escal, participada por el Grupo ACS en un 66,67%. La cantidad será abonada por el gestor gasista, Enagás, dinero que al final será repercutido en las facturas a los consumidores.

Este era el cerrojazo al proyecto Castor, que nació como una gran iniciativa dirigida a garantizar una reserva de gas. Ubicado a 22 kilómetros de las costas de Vinaroz (Castellón) y a 1.759 metros de profundidad, en 2008 el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero anunció su concesión. A mediados de 2013 comenzó a llenarse con el llamado "gas colchón". Pero no pasaron más que unas semanas. En agosto comenzaron a sentirse pequeños terremotos en localidades costeras de Castellón y Tarragona. El 26 de septiembre de 2013, Industria paralizó los trabajos y cesaron los terremotos. La presión del llenado sobre las fallas produjo los movimientos de tierra.

Por petróleo

Mientras que Castor moría en el intento, la empresa Repsol era autorizada en mayo a buscar petróleo en las costas de Canarias, medida protestada por el Gobierno insular, los vecinos y las organizaciones ecologistas. Las prospecciones, defendidas por el propio José Manuel Soria -canario de nacimiento- comenzaron el 17 de noviembre. Son realizadas por el buque 'Rowan Reinassance' a unos 54 kilómetros al este de Fuerteventura y a 62 de Lanzarote. En el barco viajan unos 200 trabajadores que operan con una sofisticada maquinaria capaz de mover la sonda. La primera perforación tiene previsto alcanzar los 3.100 metros, donde se supone que está la bolsa petrolífera.

Protesta contra las prospecciones en Canarias.

Protesta contra las prospecciones en Canarias. / Ángel Medina G. (Efe)

Desde Repsol estiman que el éxito de encontrar petróleo en "cantidad y calidad suficiente" para ser aprovechado "oscila entre un 15 y un 20%". En caso de que en los trabajos se encuentre petróleo, el 'Rowan Reinasse' se desplazaría a primeros de año a otro punto más al sur. De esta manera, con continuos sondeos, delimitaría el campo a explotar. Los cálculos hablan de unos 140.000 barriles de crudo en los próximos 20 años, según las estimaciones iniciales.

Mientras tanto, el Gobierno canario desplegó su maquinaria legislativa, con un intento de consulta popular incluida, para tratar de frenar los sondeos. Sin embargo, el Ejecutivo de Paulino Rivero fue parado por las resoluciones de los tribunales que recuerdan que a declaración de impacto ambiental garantiza la protección tanto para las especies como para el turismo, principal industria canaria.