elnortedecastilla.es
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 22 / 32 || Mañana 17 / 30 |
más información sobre el tiempo

Balonmano

Estás en: > > >
El BM Valladolid hace los deberes, pero acaba descendido: 22-19

LIGA ASOBAL

El BM Valladolid hace los deberes, pero acaba descendido: 22-19

La victoria cómoda del Puerto Sagunto ante el Villa de Aranda manda a los pucelanos a la Diisión de Honor B por primera vez

26.05.14 - 10:01 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

La historia de 24 años en la máxima categoría del balonmano español se fueron ayer por la borda. El BM Valladolid consumó su descenso de la Liga Asobal. Su victoria ante el Guadalajara fue la más amarga que de las 371 que logró en esos 24 años. Los hombres de Nacho González cumplieron con su deber de ganar, pero el milagro que debía obrarse en la cancha del Sagunto no se produjo y los valencianos ganaron escandalosamente al Villa de Aranda (40-26). Ya en la temporada anterior se rozó el descenso, pero esta vez la cuerda se ha roto y finalmente el club ha perdido la categoría. Las lágrimas en los ojos de los jugadores al término del encuentro, las lágrimas de los aficionados en una grada que volvió a vivir los mejores momentos de esos 24 años de historia, reflejaban la rabia, la impotencia y la obstinada realidad. Después de 24 años de historia, de haber sido un club referencia en el balonmano español, de haber criado a la sombra de Huerta del Rey una generación de jugadores campeones del mundo, el BM Valladolid deja de pertenecer a la élite y además pone en máximo riesgo su supervivencia como club, ya que los problemas económicos asfixian a la entidad.

Y no por anunciado y previsible resultó menos duro. Desde la semana pasada, cuando la victoria en León no solucionó absolutamente nada, estaba cantado que el Cuatro Rayas tenía todas las papeletas para acompañar al Bidasoa a la División de Honor Plata. Y los pronósticos se hicieron sentencia.

Por ello mismo es aún más de agradecer que los jugadores del Cuatro Rayas Valladolid luchasen por una victoria que no les iba a servir para nada. Por ello mismo es de agradecer que se volviesen a dejar la piel en la cancha por agradar a su afición, por servirles la última victoria. Tanto los más jóvenes, como David Fernández, Lacasa o Mejías, que apenas habían tenido la oportunidad de rozar la élite, como los más veteranos como Ávila, toda una vida dedicada al BMValladolid, o Paco López y muy especialmente Fernando Hernández, todo un campeón del mundo, que lo ha ganado casi todo en el balonmano, lucharon y pelearon en su último partido en la Asobal con la camiseta amarilla. Eincluso sabiendo al descanso que el resultado en Sagunto les había hundido en el descenso.

La afición al balonmano respondió. Abarrotó el pabellón y no dejó de animar durante los sesenta minutos. Y muy especialmente tras el descanso. Fueron sin lugar a dudas, estos ánimos desde la grada los que evitaron que el equipo se destrozase tras el descanso. Como en los mejores tiempos, que ya son recuerdo, el pabellón hizo vibrar a su equipo, con palmas, con ovaciones, con cánticos e himnos que el público repetía con ilusión, otros con rabia, otros con la voz entrecortada por la emoción y muchos con lágrimas en los ojos, sabedores de la inevitable sentencia del descenso.

El partido se hizo eterno. Por un lado, el afán de que no acabase nunca para eludir el inevitable final. Por otro, el deseo de acabar cuanto antes con el sufrimiento y la angustia de un descenso anunciado.

El BMValladolid se colocó por delante en el marcador con una leve ventaja y el BMGuadalajara, invitado de piedra al duelo, supo jugar su papel. Alos alcarreños no les iba nada en el envite. Los de Nacho González, que tenían todo que perder, solo les quedaba la victoria. Ylucharon por ella, a pesar de los pesares. A pesar de las lágrimas contenidas de Ávila cuando el entrenador le retiró de la cancha para llevarse la ovación de la afición y a pesar de la rabia del joven Lacasa al anotar su último gol, o del lloro desconsolado del gigante Paco López. Todo por la victoria. Todo por la afición.

Yel público volvió a responder. A tres minutos del final, el pabellón se puso en pie e inició una eterna ovación a su equipo a la espera del fatídico pitido final.

La plantilla del BM Valladolid recorrió todo el parqué de Huerta del Rey para agradecer el apoyo de la afición. La emoción y las lagrimas volaron sobre el pabellón. Esta vez no fue una vuelta de honor. El BM Valladolid ha perdido la categoría.

En Tuenti

buscador

Buscador de deportes
buscar

El Norte de Castilla

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.