elnortedecastilla.es
Miércoles, 22 octubre 2014
llovizna
Hoy 10 / 15 || Mañana 9 / 13 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
El Tribunal Supremo autoriza construir en San Marcos cerca de la Vera Cruz

URBANISMO | segovia

El Tribunal Supremo autoriza construir en San Marcos cerca de la Vera Cruz

El alcalde acata la sentencia a pesar de que la considera «un acto agresivo contra el patrimonio»

08.03.13 - 11:55 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
El Tribunal Supremo autoriza construir en San Marcos cerca de la Vera Cruz
Terreno declarado urbanizable por la sentencia, con la iglesia de la Vera Cruz al fondo. / M. A. L.

Los ecos de la polémica por la última construcción iniciada en el barrio de San Marcos aún resuenan, pero un nuevo caso, que de momento es solo una posibilidad, sin duda hará que levanten su voz quienes defienden las vistas del entorno patrimonial de la ciudad. La primera voz ha sido la del alcalde, Pedro Arahuetes, al dar a conocer la sentencia del Tribunal Supremo que califica como suelo urbano consolidado dos parcelas situadas a escasos metros de la iglesia de la Vera Cruz; con esta sentencia los propietarios podrán edificar dos plantas en el lugar, en la actualidad utilizado como aparcamiento del restaurante San Marcos. Arahuetes consideró el jueves que esta resolución es «un acto agresivo contra el patrimonio».

Es la segunda resolución que da la razón a los propietarios del terreno. La primera la dictó el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJ), que estimó el recurso contra la sentencia del Juzgado de lo Contencioso Administrativo de Segovia favorable al Ayuntamiento, que pretendía la declaración de suelo rústico protegido. Ahora, el Tribunal Supremo confirma la del TSJ y declara que el suelo ha de estar calificado como urbano consolidado y edificable.

El alcalde declaró que no está de acuerdo con la sentencia del Supremo porque esta zona y el paraje concreto, muy cercano al templo de la Vera Cruz, es «susceptible de protección» y así fue incluido en el Plan General de Ordenación Urbana y en el Plan Especial de las Áreas Históricas. «Ahora tendremos que modificar el planeamiento», aunque el proceso será largo, señaló Arahuetes, porque requiere muchos trámites y sucesivos periodos de información pública y alegaciones antes de la aprobación definitiva.

Un edificio de dos plantas

Así, la posibilidad de edificar en estos terrenos que tienen los propietarios se aleja en el tiempo, aunque es real y factible. Son dos parcelas, de 208 y 190 metros cuadrados, con una edificabilidad de unos 800 metros cuadrados en dos plantas. A juicio de Arahuetes, cuando se construya «causará un impacto tremendo sobre (las vistas) de la Vera Cruz», al elevarse el edificio al menos diez metros desde la perspectiva del cruce de la carretera de Zamarramala. «Creemos que es un acto agresivo al patrimonio, pero no queda más remedio que acatar la sentencia», declaró el alcalde, quien lamentó que, después de cinco años de pleitos, se hayan recibido «malas noticias para el patrimonio de la ciudad».

«La existencia de edificaciones en el pasado que fueron demolidas por causa de ruina» ha sido el criterio determinante para la resolución del Tribunal Supremo, para que haya considerado que el suelo sea urbano consolidado, según explicó Pedro Arahuetes al leer textualmente uno de los fundamentos de la sentencia.

Convenio urbanístico

El disgusto del alcalde era evidente y al respecto manifestó que, mientras la Unesco «obliga» al Ayuntamiento a proteger el patrimonio de la ciudad «y nosotros intentamos hacerlo en este caso con la calificación de suelo rústico protegido», la sentencia del Supremo implica que pueda producirse una «agresión» con la construcción de un nuevo edificio en el barrio de San Marcos.

Y aunque dijo que no quería comentar más sobre las agresiones al patrimonio «que hemos intentado proteger y otros no han hecho, pero no merece echar la culpa a nadie», Arahuetes recordó que estos terrenos fueron explanados hace más de 15 años (durante uno de los mandatos del Partido Popular) para su utilización como aparcamiento merced a un convenio urbanístico firmado por el Ayuntamiento con los propietarios. Este antiguo convenio también habría sido determinante para la última sentencia.

Continúan las obras en el número 25

Mientras tanto, las obras del edificio del número 25 de la calle San Marcos han continuado de acuerdo con la licencia concedida en diciembre de 2009 por el Ayuntamiento y conforme al Plan Especial de la zona. Al ser preguntado el alcalde por este asunto respondió de forma escueta que no hay novedad alguna. El edificio está muy avanzado, a pesar de que los técnicos del Ayuntamiento deberán revisar de oficio la licencia, según establece la moción aprobada por el pleno con el respaldo de los concejales del Partido Popular y de IU y los votos en contra de los socialistas.

El concejal de IU, Luis Peñalosa, subrayó al defender su propuesta en el pleno de noviembre los cambios de criterio que entraña la concesión de la licencia, que a su juicio contravendría el Plan General de 1984, y el portavoz del PP, Jesús Postigo, destacó que «si no se cumple la normativa urbanística corresponde al Ayuntamiento salvaguardar el patrimonio en caso de emergencia». No estuvo de acuerdo el alcalde, que recalcó que las competencias en la materia son de la Junta y preguntó quién pagaría la elevada indemnización que supondría parar las obras.

En Tuenti
Semana Santa Segovia
Programa, confradía, procesiones, galerías de fotos, vídeos, noticias...
El Norte de Castilla

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.