elnortedecastilla.es
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 0 / 19 || Mañana 5 / 13 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
«El menor se siente culpable cuando es víctima de chantaje en las redes sociales»

VALLADOLID

«El menor se siente culpable cuando es víctima de chantaje en las redes sociales»

David Cortejoso Mata, psicólogo y especialista en los peligros de las nuevas tecnologías

06.01.13 - 17:17 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Las nuevas tecnologías tienen sus riesgos, sobre todo en los menores, y de ello dan buena cuenta cada día los medios de comunicación. Consciente de la necesidad de estar alerta ante los peligros del mal uso de las redes sociales, David Cortejoso, psicólogo y enfermero vallisoletano, se ha especializado en los últimos años en dicha temática y ha empezado a dar charlas por los colegios y a las Ampas para formar e informar a los padres.
–¿Qué experiencia ha tenido de esas primeras charlas?
–Que por lo general, los padres tienen un gran desconocimiento del tema, aunque los hay implicados en educar a sus hijos en las nuevas tecnologías, y si no informan a sus hijos de los riesgos que existen y no saben utilizarlas difícilmente van a poder prevenir el riesgo.
–Y hay mucho...
–Muchísimo, no solo el ciberbullyng, el grooming o el sexting, están las estafas, la suplantación de identidad o la pérdida total de privacidad en las redes sociales... Eso tiene sus consecuencias, pero no solo para los niños, sino también para los adultos.
–¿Qué consejos da a los progenitores?
–Lo primero, que conozcan las nuevas tecnologías, que se impliquen en la educación de sus hijos desde pequeños, que se sienten con ellos ante el ordenador, les ayuden a apagar y encender, a saber lo que es un buscador, que tengan cuidado con la publicidad, cuáles son los términos de búsqueda, qué archivos no se deben descargar, qué paginas no deben visitar... No solo se trata de una educación tecnológica, sino también conductual, los padres tienen que enseñar a sus hijos a comportarse en las redes sociales.
–¿Tienen predisposición los mayores a la hora de conocer este nuevo campo?
–Poca. Los que acuden a las charlas evidentemente tienen preocupación, pero en general hay poca, porque muchas veces utilizan las nuevas tecnologías para 'aparcar' al hijo un rato y tener un descanso o tiempo para hacer otras cosas. Es un error, porque las nuevas tecnologías deberían utilizarse como un punto de conexión con la familia, disfrutar juntos del ordenador, navegar juntos, y jugar a la videoconsola. De esta forma sería más fácil crear un clima de confianza y si ocurre algo, el hijo podrá acudir a los padres.
–¿Cuál es la 'trampa' más común en la que caen los menores?
–Hay que diferenciar por edades. En los adolescentes ahora mismo es la pérdida de privacidad y la suplantación de identidad, introducen toda la información personal, la regalan gratuitamente para gente que la puede utilizar de forma inadecuada. Hay que concienciarles en que eso es un error, nunca hay que introducir la foto, porque aporta mucha información, permite relacionar un nombre con unos apellidos y una dirección.
–Y en el caso de los más pequeños
–Es peor, porque tienen menos recursos para defenderse. Lo más peligroso es el grooming, cuando un adulto intenta embaucar a un menor haciéndoles cree que es de su misma edad para obtener unos beneficios sexuales. Primero se establece una confianza, le estudia a través de foros y chats, luego le pide una foto y que se desnude delante de la webcam, y cuando ha conseguido la imagen o vídeo le chantajea amenazándole de que va distribuirla y le pide más, incluso el contacto físico directo.
–Ha habido casos en los que el que el menor se ha suicidado al llegar a este extremo.
–En España se están produciendo ya casos, y recientemente en Valladolid ha habido una persona que fue detenida por chantajear a una niña durante dos años, desde los 10 a los 12 años, de la que obtuvo un montón de imágenes a través de la webcam. Era conocido de la familia. También lo hacen a través de las videoconsolas, que tienen unos riesgos considerables, ya que al igual que los tablets y los smartphone, son miniordenadores.
–¿Qué pasa cuando un menor es víctima del chantaje?
–Se ve en un callejón sin salida y el gran problema de estos casos es que se siente culpable de la situación, cree que ha sido el causante. Los padres tienen que actuar cuando sospechen algo, aunque lo tienen complicado porque es posible que detecten que al hijo le pasa algo, pero que no lo relacionen con un caso de ciberbullyng, brooming o sexting. Por eso es fundamental crear el vínculo de confianza.
–¿Hay algún síntoma para detectar estas situaciones en los menores?
–Les hay muy característicos. Modifican completamente los hábitos de uso de estas tecnologías: o las utilizan mucho más, o las abandona completamente por miedo a las consecuencias. Luego hay un abanico de síntomas, desde dolores de cabeza o de estómago, sin motivo aparente, hasta modificaciones en los hábitos de sueño, alimenticios, y en la relación con los demás. El retraimiento y aislamiento es algo típico que suele suceder en cuando se inician estas situaciones.
–Alguna recomendación.
–Hay una serie de recomendaciones básicas, como la de instalar el ordenador en una zona común de la casa, aunque pueda parecer obsoleta porque actualmente uno se puede conectar a internet desde varios puntos. Hay que tener mucho cuidado con la webcam, es un peligro descomunal porque gracias a que a veces no tenemos el antivirus actualizado se introducen determinados programas intencionadamente con el fin de utilizar la cámara para grabarnos, saber si estamos o no en casa...Si no se va a utilizar, siempre debe estar desconectada y desenchufada. Para evitar los robos de contraseñas tienen que tener caracteres alfanuméricos, cambiarlas cada cierto tiempo, apuntarlas en una hoja en casa. Los smartphone deben tener pin no solo para encender o apagar, sino para bloquear la pantalla.
–Usted alerta de los peligros en los menores, y se entiende por la especial protección que merecen, pero resulta chocante que eso mismo ocurra con adultos.
–Ocurre igual, y se supone que, por nuestro bagaje, los adultos tenemos mayores recursos para poder defendernos y decir basta.
–¿Cómo se puede decir eso de 'tengo 500 amigos'?
–Porque se acepta cualquier solicitud de amistad, se intenta llegar a más gente y es un peligro. Vendes tu imagen y tus datos a todo el mundo, a gente que no conoces. La privacidad se ha perdido completamente con las redes sociales.
En Tuenti
«El menor se siente culpable cuando es víctima de chantaje en las redes sociales»
David Cortejoso. R. G.
El Norte de Castilla

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.