elnortedecastilla.es
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 11 / 22 || Mañana 15 / 24 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Los piquetes alteran el comercio en el centro de Valladolid sin lograr el cierre total

Huelga General 14N

Los piquetes alteran el comercio en el centro de Valladolid sin lograr el cierre total

Una manifestación en la Plaza Mayor mostró la potencia de la protesta durante la mañana en la capital vallisoletana

14.11.12 - 13:10 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Los piquetes de huelguistas alteraron la jornada del comercio en el centro de Valladolid sin lograr el objetivo perseguido de conseguir el cierre total de los establecimientos de la capital vallisoletana. Los distintos grupos que recorrieron los barrios durante la madrugada y las primeras horas de la mañana se concentraron a las 9.30 horas en la Plaza de España. Cuatro columnas formadas sobre todo por afiliados y simpatizantes de los dos grandes sindicatos convocantes, Unión General de Trabajadores y Comisiones Obreras formaban el grueso de este grupo que si bien en un primer momento estuvo formado por cerca de un millar de personas superó más tarde esta cifra cuando comenzó el recorrido por las calles más céntricas de la ciudad.
Por la calle de los bancos
Los manifestantes iniciaron la presión sobre los comercios por la calle Miguel Íscar, una vía con numerosas oficinas bancarias y agencias de cajas de ahorro en la que era difícil distinguir las que cerraban porque se acercaba el piquete de las que se encontraban clausuradas ya como consecuencia de la crisis financiera, de la fusión de entidades o de la intervención de su matriz por el Banco de España. Llegados a la calle Santiago comenzó el recorrido por el espacio de mayor concentración de establecimientos comerciales que, a eso de las 10.30 horas, bajaban la verja metálica a medida que se acercaban los organizadores de la protesta. Muchos de ellos no se llibraron pese a todo de las grandes pegatinas colocadas sobre lunas y cristales de las puertas. Algún improperio y poco más hasta que el grupo se acercó al establecimiento Carrefour Exprés, que frente a lo ocurrido en el mes de marzo, esta vez permaneció abierto protegido por un muro de agentes de la Policía Nacional. Un poco más allá, los manifestantes se toparon con las furgonetas cruzadas de la Policía que impidieron el paso hacia la calle Constitución, donde El Corte Inglés se encontraba abierto al público.
Insultos ante el Ayuntamiento
Este primer recorrido desembocó en la Plaza Mayor en torno a las 10.30 horas y llegó hasta el Ayuntamiento, que tampoco se libró de las pegatinas en sus puertas y cristales. Gritos e improperios cuando alguien desde el interior de la Casa Constitorial abrió la puerta que cerró el agente de la Policía Local de guardia casi de inmediato.
El piquete se encontraba a esas horas más reforzado y formado por algo más de dos mil personas, en todo caso por un número más elevado de integrantes que el que recorrió estas mismas calles en marzo pasado, en la anterior convocatoria de huelga general. El recorrido continuó por Teresa Gil, donde varios establecimientos que intentaron mantener las puertas abiertas sufrieron las iras de los manifestantes, que llenaron sus escaparates de pegatinas y recordaron a sus dueños que ellos son sus clientes. Quizá por el empeño en proteger el derecho de El Corte Inglés a mantener abierto su centro de la calle Constitución hizo que la Policía Nacional no estuviera presente en estos pequeños incidentes, que se resolvieron sin necesidad de que se presentarn los agentes, pero que dejaron a las tiendas que sufrieron el embate tapadas por pegatinas que llamaban al cierre por el paro general. El caso más llamativo, el de la tienda Oh Luna, donde la dueña discutió durante un rato con un grupo de manifestantes y solo al final, el propio jefe de la brigada de policía que acompañaba a los manifestantes se colocó ante la puerta como única protección. Cuando los manifestantes ya continuaban ruta llegaron a la carrera desde otros puntos otros policías. Su presencia ya no era necesaria.
Esta desatención al pequeño comercio provocó las críticas de los dirigentes de la Asociación Vallisoletana del Comercio, que mostraron su malestar por este hecho frente a la deferencia que el cuerpo policial mostró con las grandes superficies comerciales.
División y vuelta a la Plaza Mayor
El gran piquete llegó de nuevo a la Plaza de España y se dividió: Comisiones Obreras tomó la ruta de la calle Mantería y UGT la de Miguel Íscar. Ambas terminaron de nuevo en la Plaza Mayor al mediodia.
El grupo formado por los ugetistas pasó en esta ocasión por la calle Alcalleres, donde se encuentra la sede del Partido Popular de Valladolid y ante el portal se produjeron los momentos de mayor tensión, cuando uno de los manifestantes, después de abrir la puerta del edificio, coló en su interior un petardo que provocó una detonación en la escalera. Una mujer desde el interior intentó fotografiar a los manifestantes y desde fuera hicieron todo lo posible por evitarlo, incluso se intentó reabrir la puerta con empujones que no logararon este objetivo. La llegada de la Policía Nacional hizo que las cosas volvieran a su cauce.
Punto de encuentro
Al mediodía, la Plaza Mayor ha sido el punto de encuentro de los distintos grupos que se habían manifestado por la ciudad. El sindicado Confederación General de Trabajadores (CGT) y también la Confederación Nacional del Trabajo (CNT) organizaron sus propias manifestaciones. A la concentración final de la mañana se unieron otras asociaciones y colectivos ciudadanos, como el de Estdiantes en Defensa de la Escuela Pública, que aportó un buen número de personas a esta convocatorio o Izquierda Castellana, que acudió también al centro de la ciudad donde los sindicatos convocantes, junto con la Cumbre Social que colabora en esta iniciativa pretendían mostrar la fuerza y la trascendencia de la protesta. Mientras, en la calle Santiago algunos comercios permanecían cerrados, otros a media luz y algunos más no sabian muy bien si bajar definitivamente la verja dada la hora y la práctica pérdida de la mañana por el escaso número de clientes que hasta ese momento habían podido acceder a sus establecimientos. Si algún matiz personal sirve, a primeras horas de la mañana era fácil encontrar aparcamiento en el estacionamiento subterráneo de la Plaza de España y, al mediodía, cuando este lugar suele tener el cartel de completo, ayer lucía la placa verde de libre con bastantes plazas disponibles, tanto en la primera, como en la segunda planta.
En Tuenti
El Norte de Castilla

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.