elnortedecastilla.es
Miércoles, 22 octubre 2014
llovizna
Hoy 7 / 11 || Mañana 4 / 9 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Teatro fresco, listo para consumir

cultura

Teatro fresco, listo para consumir

Nuevos formatos facilitan el encuentro entre el público y los creadores

12.11.12 - 00:24 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Si estos días, paseando por el centro de Valladolid, se encuentra lo que parece un cartón de leche, en una librería o adosado a un canalón de desagüe, con la etiqueta 'Teatrobrick', no se extrañe. No es un descuido. Déjelo donde está para que quien venga después sepa también que el teatro ahora se puede beber.
'Si quieres algo, trabaja para hacerlo realidad' es la declaración de intenciones de toda una generación joven de creadores castellanos y leoneses que se resiste a guarecerse del interminable chubasco financiero bajo actitudes contemplativas. Maquinan la manera de hacer lo que quieren capeando el temporal. Se buscan, y cuando se encuentran se ponen manos a la obra para generar ideas y crear espacios donde llevarlas a cabo. 'Teatrobrick' es uno de uno de esos flechazos artísticos: a escena un género teatral de precio popular «en formato medio, manejable, práctico, muy cotidiano. Lo guardas en tu frigorífico, lo abres y te lo bebes». El frigo que lo conserva a buena temperatura es el Café Beluga (Ramón Núñez, 1), centro cultural independiente que el colectivo Rémora convirtió hace año y medio en un espacio colaborativo de encuentro de las artes y la creación.
Carlos Chávez, escritor y traductor, es miembro de Rémora y coartífice del proyecto, una propuesta de «teatro de cámara» a medio camino entre el microteatro, formato ya explorado por otras compañías locales, y el de sala, de una duración aproximada de 45 minutos. Se venderán en torno a 30 localidades por sesión a cinco euros, lo que llaman «entrada de mecenazgo», que incluye una consumición. La agrupación teatral Malalengua, con Carlos Martín en la dirección de escena, es el otro 50% del proyecto. Muy pronto, los porcentajes de participación se irán subdividiendo para dar cabida a otras compañías que compartan su filosofía y a autores que quieran presentar «textos que no suelen tener cabida en circuitos comerciales», explica Martín.
De momento, la temporada Otoño-Invierno comienza mañana después de que los personajes del ciclo asaltaran en carne y hueso la velada de quienes se tomaban algo el pasado sábado por la noche en el Beluga. Para abrir boca, 'La excepción y la regla', una pieza didáctica del dramaturgo alemán Bertolt Brecht: «Es un montaje entre el 'clown' y el teatro físico, que juega con la imaginación del espectador, la palabra y la música en directo», adelanta su director. Los siguientes dos martes de noviembre serán para el Nobel británico Harold Pinter ('Un ligero malestar', una obra breve que escribió para la BBC Radio en 1959) y para el escritor Thomas Bernhard y su comedia ácida 'Todo o nada, una comedia europea', un show político cuya adaptación traerá a Valladolid a Hollande, Merkel y Rajoy. Para cerrar el año, el 20 de diciembre, 'Teatrobrick' propone una «crítica a la civilización» en lenguaje de cabaret. 'Ha llegado Isaías, un cabaret del fin del mundo' es su apuesta más fuerte, una producción propia (escrita y dirigida por Chávez y Martín) basada en textos del escritor húngaro Laszlo Krasznahorkai y del filósofo esloveno Slavoj Zizek, en la que ya han implicado a otras compañías.
Teatro social
«Entretenimiento con mensaje», así definen sus creadores el propósito de la iniciativa que, aseguran, tendrá continuidad en 2013. Frente a una cerveza, impregnarán conciencias a partir de valores universales de la dramaturgia contemporánea adaptados a un espacio escénico flexible y a un tiempo, «trayéndolos a hoy, a Valladolid», explican. En el carácter social radica el espíritu del ciclo; poner en cuestión a través del teatro las relaciones de poder (Brecht), los preceptos burgueses enquistados en las obsesiones del ser humano (Pinter), o la escena política europea (Bernhard). Toman parte activa de su entorno más cercano sobre un escenario. La alianza artística quedó sellada por una comunión de criterio literario y de planteamientos: unos buscaban un espacio donde experimentar y sentirse artísticamente libres, los otros contaban con ese espacio y lo cedían a un proyecto en el que creían.
'Teatrobrick' no es ni será la única alternativa artística al malogrado panorama de las artes escénicas del 'circuito oficial'. Veda abierta para quienes no se rinden. a
En Tuenti
Teatro fresco, listo para consumir
Alfredo Noval, Ángel Martín, Luis Heras y Bruno Calzada, en uno de sus microespectáculos. / Henar Sastre
El Norte de Castilla

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.