elnortedecastilla.es
Lunes, 22 septiembre 2014
claros
Hoy 11 / 26 || Mañana 11 / 21 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
La cosecha de girasol será inferior a la de 2011, aunque hay más hectáreas sembradas

AGRICULTURA

La cosecha de girasol será inferior a la de 2011, aunque hay más hectáreas sembradas

Las superficie se ha incrementado un 16%, pero el rendimiento será menor debido a la sequía

03.10.12 - 14:01 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
La cosecha de girasol será inferior a la de 2011, aunque hay más hectáreas sembradas
Antes de que se iniciara la campaña de riego, el nivel de los embalses en la cuenca del Duero dejaba claro que el agua no llegaría hasta el final; de ahí que, en muchas zonas de Castilla y León, se descartarse la siembra de cultivos como el maíz o la remolacha, que necesitan aporte de agua hasta el inicio del otoño. Ante esta situación, muchos agricultores optaron por sembrar girasol –por ser menos dependiente de los riegos– y eso se ha visto reflejado en la superficie sembrada de esta oleaginosa, que ha crecido en la comunidad el 16,4% esta campaña (305.963 en 2012, frente a las 262.689 de 2011) pero, si ese dato se desglosa entre secano y regadío, en este segundo el incremento supera el 50%, pasando de 23.100 hectáreas el año pasado a casi 35.000.
Según los datos que maneja la Junta de Castilla y León, se podrían recoger este año entorno a 300.000 toneladas en la comunidad. De confirmarse el dato, serían 45.000 menos que el año pasado y la razón hay que buscarla en el calor y la escasez de lluvias del verano que, según el director general de Política Agraria Comunitaria de la consejería de Agricultura, Pedro Medina, «es una reducción característica de esta campaña agrícola».
Habrá menos toneladas de pipas, pero el precio que se pagará por ellas será mucho más alto que en campañas anteriores; el precio por tonelada ronda los 500 euros, «muy superior a las previsiones iniciales», y también muy por encima de los 360 o 400 de la campaña anterior. Para el girasol alto oleico, añade Medina, el precio puede alcanzar los 600 euros. La razón de este incremento está en la mala cosecha que ha obtenido la otra comunidad gran productora de girasol –Andalucía– donde la recolección ya ha terminado, y se ha recogido en torno a una tercera parte respecto a 2011, ya que se había sembrado la mitad debido a los problemas provocados por la sequía que, además, han dejado rendimientos en torno a los 500 kilos por hectárea.
La gran explosión del cultivo de girasol se produjo en los años 1993 y 1994, en las primeras campañas de la PAC, en las que se alcanzaron superficies superiores a las 500.000 hectáreas. Después ha sufrido altibajos y se ha estabilizado en torno a las 200.000 o 250.000 hectáreas, «con una tendencia a ir creciendo» en los últimos años, tanto en secano –donde se configura como el tercer cultivo– como en regadío –donde este año ha sido «casi el segundo»–. Ha aumentado, sobre todo, en las provincias del norte, con incrementos en la provincia de León del 65% (53% en secano y 77% en regadío), en Palencia ha aumentado el 37% y en Zamora, el 35%. En esta provincia destaca el crecimiento en superficie de regadío que se ha duplicado, ya que la mayor parte de esta provincia se encuentra dentro del sistema Bajo Duero, uno de los que presentaba una peor situación y en el que el agua solo llegó hasta finales de agosto.
Cosecha desigual
Con los datos aún provisionales, la Junta de Castilla y León estima que los rendimientos medios rondarán los 800 kilos en secano y los 2.500 en regadío. Si bien, matiza Medina, «en secano hay mucha diferencia entre algunas zonas del sur, con provincias como Burgos, que es la que tiene más girasol de la comunidad, y donde se obtienen unos resultados excelentes», en concreto, en la zona de La Bureba donde se llegan a cosechar a 1.400 kilos por hectárea, frente a otras zonas del sur donde se quedará en un tercio, entorno a 500 kilos. En regadío, hay zonas de Palencia donde tienen mucha experiencia y se alcanzan los 3.000 kilos por hectárea.
El girasol podría ser uno de los cultivos que se vea beneficiado en la futura PAC, para el periodo 2014-2020, si se mantiene tal y como está ahora el borrador, y en concreto, el apartado conocido como 'greening' o reverdecimiento que exige la rotación de tres cultivos en aquellas explotaciones de más de tres hectáreas, y «desde ese punto de vista, el girasol forma parte de las alternativas en secano y regadío».
Por provincias, la que cuenta con una mayor superficie sembrada de girasol este año es Burgos, con 63.243 hectáreas y un incremento del 8,8% respecto a 2011; le sigue Valladolid, con 57.900 hectáreas y una subida del 11,5%; en Palencia el girasol ocupa 50.800 hectáreas, el 37% más que en 2011; en cuarto lugar, Soria, con 42.303 hectáreas, es la única en la que la superficie sembrada no aumenta, sino que disminuye ligeramente, el 3,03%. En Segovia se han plantado 29.000 hectáreas de girasol, el 12% más; en Zamora, 28.412, el 34% más; en Salamanca, 16.595, el 20% más; en octavo lugar, León con 9.650 hectáreas y el mayor incremento de la comunidad, el 65%; y en noveno lugar, Ávila con 7.610 hectáreas y una subida del 15%.
Si comparamos los datos con la media de los últimos seis años, se confirma el incremento de superficie sembrada de girasol en regadío, que se ha duplicado en este periodo, si bien es aún mucho menor (en torno al 10%) que la de secano, 214.288 hectáreas frente a 22.486.
En Tuenti
Fotodenuncias
Grúa municipal en plaza de Minusválidos
El Norte de Castilla

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.