elnortedecastilla.es
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 8 / 22 || Mañana 7 / 22 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Iker Casillas regresa al campus de fútbol de Venero Claro para ilusionar a 120 jóvenes de España, México y Angola

de visita en ávila

Iker Casillas regresa al campus de fútbol de Venero Claro para ilusionar a 120 jóvenes de España, México y Angola

El portero del Real Madrid y de la Selección Española dedica algunas horas a los jóvenes de entre 9 y 14 años que participan en este campamento de fútbol en Navaluenga

25.08.10 - 18:00 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
El portero del Real Madrid, Iker Casillas, visita el Campus de Fútbol que lleva su nombre en la colonia Venero Claro, en Navaluenga (Ávila). / ICAL
Fiel a su cita de cada verano, el portero del Real Madrid y de la Selección Española, Iker Casillas, dedicó hoy unas horas de su apretada agenda a los chavales que participan en el campus de fútbol que lleva su nombre y que esperan ansiosos su visita en la colonia Venero Claro, en Navaluenga, muy cerca del pueblo del capitán de la Roja, Navalacruz.
Casillas aseguró que estaba “muy contento” y “encantado” por volver al Campus de Fútbol en Navaluenga, localidad muy próxima a Navalacruz, donde algún día espera que pueda regresar este campamento deportivo, que nació precisamente en esa localidad donde nacieron sus abuelos y sus padres, y a donde viaja siempre que puede. “Es mi pueblo, aunque yo no haya nacido allí”, subrayó.
De hecho, el lunes 30 volverá a su pueblo para recibir el título de Hijo Predilecto de Navalacruz, un reconocimiento a sus méritos deportivos y a su amor por esta pequeña localidad.
Rodeado de los cerca de 120 chavales de entre 9 y 14 años de España, México y Angola que participan en el campus de fútbol, Iker Casillas firmó decenas de camisetas, guantes, espinilleras, gorras y fotografías, y se sometió también a las preguntas de los pequeños, que se interesaron también por el paradero de su novia, la periodista Sara Carbonero. Algunos tenían la esperanza de verla.
Los jóvenes, vestidos con camisetas blancas con la imagen del portero, aguardaron con expectación y nervios la aparición de Casillas, que con algunos minutos de retraso se presentó ante los niños, que participan desde el lunes 23 y hasta el domingo 29 en este campus, organizado por Caja de Ávila. Éstos no desaprovecharon su oportunidad de preguntarle, por ejemplo, por sus inicios en el fútbol.
Trayectoria del portero
Casillas explicó que comenzó a jugar al futbol “con cuatro o cinco años”, acompañado por su padre, en un colegio cercano a su casa, e ingresó con nueve en el Real Madrid. “Comencé entrenando dos días a la semana, luego tres, luego cuatro,… y luego todos”, reveló. También confesó que siente cierta “envidia” por los campos de fútbol de hierba artificial a disposición de los jóvenes.
Recordando su infancia, Iker Casillas confesó que “jamás hubiera creído”, cuando era pequeño, que algún día se convertiría en capitán del Real Madrid y de la Selección Española, “un sueño hecho realidad”. Asimismo, recordó las bromas de las que era objeto por parte de sus compañeros –“Redondo, Roberto Carlos, Hierro,..”- cuando comenzó a trabajar con el primer equipo.
Los aficionados merengues del campus también le interrogaron acerca de las expectativas del Real Madrid para esta temporada. “Esperamos llegar lo más lejos posible, aún no hemos empezado pero no va a ser fácil”, explicó, “aunque espero que en el mes de mayo estemos disputando las tres competiciones”.
Iker satisfizo la curiosidad de los pequeños sobre los quebraderos de cabeza que dio en el Mundial el famoso balón Ja'bulani, así como sus pocas ganas de dejar su puesto de cancerbero para convertirse en un jugador más del equipo blanco. Por ello, confesó que se afeitó la barba tras perder el primer partido contra Suiza porque le daba “gafe, y luego las cosas salieron bien”.
Otro de los pequeños le pidió explicaciones a Casillas por unas declaraciones realizadas en la radio, en las que un locutor preguntó al guardameta qué prefería si ganaba España el Mundial de Fútbol, raparse la cabeza o casarse. “Ni lo uno ni lo otro”, respondió entre risas, “aunque lo primero lo tendré que hacer cuando me empiece a quedar sin pelo, y lo segundo, algún día llegará”.
Después de hacerse las fotografías de grupo y firmar autógrafos a diestra y siniestra, Iker Casillas cumplió con otra tradición, la de parar penaltis. Este año, una niña, Inés, y el más pequeño del campamento, un niño mexicano llamado Iker –sus padres se lo pusieron, precisamente, en honor al portero- fueron los encargados de encajarle un gol al portero de la selección campeona del mundo. Tras disparar el balón, no cabían en sí de gozo.
Cada día, los pequeños asisten a entre cuatro y cinco sesiones diarias de entre 45 y 50 minutos cada una, en la que se incide en la técnica individual de cada jugador, desde el regate hasta el disparo o el control del balón. Cada grupo está formado por entre diez y once chavales y un monitor. Además, como novedad este año, los niños recorrieron el entorno de Venero Claro, a través de clases de medio ambiente, fauna y flora, con una duración de una hora diaria.
"No obsesionarse" con el Barcelona
Tras atender a los niños, Casillas dedicó unos minutos a los periodistas, la mayoría de medios nacionales, desplazados hasta Venero Claro. Iker recordó que faltan unos días para el inicio de la Liga, y pidió un voto de confianza para la actual plantilla del Real Madrid, compuesta por un buen número de jugadores jóvenes.
“Es verdad que ha habido mucho cambio y eso se nota, hay que acomodar a la gente que vienen nueva, y también es verdad que se ha planificado una plantilla joven, ilusionante, con una manera de jugar muy buena” que debe alcanzar su madurez, indicó.
En cuanto a su mayor rival, el Barcelona, Casillas abogó por “no obsesionarse” por el equipo que entrena Guardiola, aunque reconoció que es bueno. “Me quedo con la ilusión que puede tener un equipo joven y que quiere encontrar cuanto antes la manera de jugar al fútbol”, concluyó.
En Tuenti
El portero del Real Madrid, Iker Casillas, visita el Campus de Fútbol que lleva su nombre en la colonia Venero Claro, en Navaluenga (Ávila),. / ICAL
Semana Santa Ávila
Programa, confradías, procesiones...
Videos de Consejo de Gobierno
más videos [+]
Consejo de Gobierno
El Norte de Castilla

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.