elnortedecastilla.es
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 6 / 13 || Mañana 4 / 13 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Vida de San Pedro Regalado. Sueño

CULTURA

Vida de San Pedro Regalado. Sueño

23.01.10 - 00:55 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Sobre este libro de Francisco Pino, que vio la luz en 1956, dice Esperanza Ortega en su magnífica Introducción a la poesía de Francisco Pino, 'Siempre y nunca', editado por Cátedra:
Es un libro moderno, de auténtica religiosidad, en el sentido etimológico que tiene esa palabra, que viene de 're-ligar', de unir lo finito y lo infinito, lo celeste y lo terrestre, lo real y lo fantástico.
Durante el curso 1959-60 siguiendo mis estudios de medicina en Valladolid, conocí a Don Francisco de manos amigas: Pepe y Pablo Rodríguez, en su Librería Anticuaria Relieve, Cánovas del Castillo, 3. Librería ya legendaria por donde desfilaron tan buenos parroquianos, toda una hermandad de devotos, cofradía sin estatutos. Una actitud natural, ni escrita ni calculada, ante lo artístico de aquel Valladolid en la niebla de lo por venir.
En su mágico escaparate azul fuimos contemplando la aparición de antiguas novedades poéticas, rarezas editadas, tomos de ocasión, sorpresas, maravillas, en suma, para el lector adicto en que uno se iba convirtiendo. Traspasar el umbral de ese tan pequeño gran templo, se hizo imprescindible, como si fuera una especie de santo apeadero en el camino obligado que diariamente debía recorrer.
No recuerdo, pudo ser iniciado el año 61, cuando adquirí un ejemplar del libro que nos ocupa: 'Vida de San Pedro Regalado. Sueño' hermosamente editado por Meseta S.A., ejemplar numerado: Nº 63 de una tirada de 100. Sorprendámonos ahora del afán de lectura de poesía nueva, en la ciudad, tras cuatro o cinco años que llevaba publicado: 15 de junio de MCMLVI, según reza. Laus Deo.
Con avidez leído, interrumpido, retomado, dejado y vuelto a leer, el conjunto, la esencia de tal libro me desconcertaba y es que, sin saberlo, el libro de Pino me llevaba, como dice Esperanza, de lo finito a lo infinito, de lo celeste a lo terrestre, de lo real a lo fantástico. ¡Que libro tan difícil y tan claro! Tan oscuro y tan sencillo, tan clásico y tan novedoso. Deslumbrado me quedé, es decir, quedéme en un no saber…
Pasado algún tiempo, con el libro bajo el brazo, me fui al almacén de tejidos, hoy desaparecido, sito en la calle Duque de la Victoria, junto al edificio de teléfonos, hoy cerrado, el gran almacén, digo, empresa familiar en la que participaba don Francisco.
«¿Por qué Don Francisco pregunta Ud.? ¿Por el poeta? Arriba en su despacho. Por ahí, tenga la bondad. Muchas gracias».
Vestido de afable encanto, elegantemente, se adelantó a recibirme. Hablamos enseguida de poesía. «Fernando, la poesía es testimonio…» dijo. Allí, sobre una enorme mesa mostrador entre telas, abrió el libro y escribió su dedicatoria con verdadero afecto, a 14 de junio de 1962, y añadió:
«El camino hacia la poesía, Fernando, es un camino áspero, pero hermoso; no le abandones aunque esté sembrado de dolor. Al fin hallarás la alegría de ti mismo».
Serían las cinco y media de la tarde. Nos acercamos a la plaza Mayor y en el café Napoli, del que era asiduo don Francisco, tomamos un café.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
El Norte de Castilla

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.