elnortedecastilla.es
Miércoles, 22 octubre 2014
cubierto
Hoy 4 / 10 || Mañana 0 / 14 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
El regreso de los olvidados

PALENCIA

El regreso de los olvidados

En los archivos de la antigua Unión Soviética que viajan hacia España se encuentran documentos inéditos del escritor palentino César Muñoz Arconada

22.11.09 - 01:18 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
En la primavera de 1939 Barcelona era un caos provocado por la desbandada republicana. La Guerra Civil estaba en sus estertores, y cientos de miles de personas buscaban transporte para huir a países considerados amigos o simplemente iniciaban la marcha a pie hacia la frontera francesa. Cuesta imaginar el ambiente de miedo y decepción que se respiraba en los últimos territorios bajo dominio del gobierno de la II República Española mientras las tropas nacionales estrechaban el cerco. En medio de ese desconcierto general, un palentino en particular iniciaba su viaje al exilio, del que nunca volvería.
César Muñoz Arconada nació en Astudillo el 5 de diciembre del año 1898. «Soy natural de Castilla. De la alta Castilla de tierras incultas, secas, duras, cocidas de sol y sed. A pesar de todo el aditamento que se me dio, no puedo disimular mi ascendencia campesina...», escribió en 1936 en un artículo titulado 'Autobiografía'. Comienza su periplo en el exilio con un breve paso por campos de concentración en Francia, para recalar finalmente en Moscú, antes de la celebración del Primero de Mayo de 1939. Allí, contrajo matrimonio con la también exiliada española María Cánovas, cuyo dominio del idioma ruso le sería de gran ayuda. Fallecería en esa misma ciudad el 10 de marzo de 1964
La vida de Arconada estuvo ligada desde muy joven al periodismo y la literatura. Su padre ya era cronista en la prensa local, y él mismo publicó artículos en El Diario Palentino. Ya en Madrid, en donde se convirtió en funcionario de Correos, fue redactor jefe de la revista 'La Gaceta Literaria', publicación de vanguardia de la Generación del 27, en donde entró en contacto con algunos de los promotores del fascismo español como Ernesto Giménez Caballero o Ramiro Ledesma. Pero en 1931 se afilia al Partido Comunista, colaborando con Herrera Petere en la revista 'Octubre', que dirigía Rafael Alberti. Devoto de Greta Garbo, le dedicaría una de sus obras, 'Realidad y fantasía en vida de Greta Garbo', libro que fue recibido por la crítica de la época como «creación muy notable y prosa magnífica», convirtiéndose pronto en un éxito editorial que llegó a publicarse en el extranjero (se ha reeditado recientemente). Sus orígenes familiares se ven reflejados en las obras 'Los pobres contra los ricos' o 'Reparto de tierras', crónicas de la lucha de clases en el campo español, reflejo de un tiempo de agitación entre los campesinos. Vivió el comienzo de la Guerra Civil en el frente del norte por una casualidad, y trabajó como corresponsal enviando sus crónicas a 'Mundo Obrero'.
Buena parte de la producción literaria y epistolar de César Muñoz Arconada ha sido localizada y publicada a lo largo de los años, pero algunos retazos de su ulterior producción siguen siendo totalmente desconocidos, ya que se han conservado desde su muerte en los archivos oficiales de la Unión Soviética sobre la Guerra Civil española. La mayor parte de esta documentación, referida a las relaciones de la antigua URSS con la República Española y sus exiliados, está siendo ahora copiada y trasladada a España, en un lento proceso que se inició en el año 2005, merced a un acuerdo del Gobierno español con las autoridades de la Federación Rusa.
Hasta el momento, la Dirección General del Libro y Archivos ha cuantificado el rescate de documentos en unos cien mil folios en soporte de papel, varios cientos de fotografías y una veintena de documentales cinematográficos.
Una vez catalogados y ordenados, la documentación procedente de Rusia podrá ser consultada en el Centro Documental de la Memoria Histórica, que se está construyendo en Salamanca, tras la dispersión del anterior Archivo Histórico de la Guerra Civil.
En los archivos recuperados ahora por España figuran algunos comentarios que envió a la revista 'Literatura Internacional', donde los hispanistas Simanov y Rotokov realizaron una ingente labor para publicar los textos de escritores españoles. La búsqueda entre los legajos de Arconada ha dado sus frutos en el hallazgo de diferentes poemas, algunos de ellos inéditos. Se trata en su mayor parte de obras en las que rememora los años de la Guerra Civil o glosa las virtudes de la Unión Soviética y de sus líderes, con cantos a Stalin, a la batalla de Leningrado o a las tribulaciones de los republicanos en la Barcelona de 1939.
Añoranza de España
Pero a pesar de su admiración por el sistema soviético, en sus poemas se deja sentir también la añoranza de España, con duras críticas al régimen franquista, como se lee en 'La España que yo quiero', que ofrece en sus primeros versos toda una declaración de intenciones: «Quiero una España sencilla / de paz, pan y trabajo / que desde el Ebro hasta el Tajo / desde Coruña a Sevilla / de Madrid hermosa Villa / a Gerona la del Ter / pueda uno recorrer / sintiéndose dueño de ella/ sin penas, y sin querellas / y hermanados por doquier».
Figuran además entre los documentos cartas remitidas a Arconada por Emilio Prados, otro destacado miembro de la Generación del 27, quien, desde Nueva York, le informa de la amplia aceptación con la que cuenta la revista 'Literatura Internacional' en el continente americano. Estas misivas permiten conocer el ambiente literario en el que se desenvolvía el exilio cultural español, a la vez que muestran las divergencias que existían entre los propios emigrados. Algunos de los documentos rescatados son manuscritos originales, mientras que otros están redactados con máquinas de escribir, en los que pueden comprobarse los añadidos a mano en forma de acentos,correcciones o marcas de la letra ñ, caracteres ausentes en los teclados de las máquinas fabricadas en el extranjero.
Estos descubrimientos que ahora llegan a España pueden ser sólo la punta del 'iceberg' de la producción literaria perdida de César Muñoz Arconada. El escritor Gonzalo Santonja, uno de los estudiosos que mejor conoce la obra del escritor palentino, ya advirtió de que el legado de Arconada todavía conserva libros completos que nunca han sido publicados. «Libros, reitero, no cuadernos de apuntes», aseguraba el estudioso salmantino.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
El regreso de los olvidados
César Muñoz Arconada, en 1940./ EL NORTE
Pueblos de Palencia
Nuestros municipios
Información, fotos y concursos
Semana Santa Palencia
Programa, confradías, procesiones, galerías de fotos, vídeos, noticias...
El Norte de Castilla

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.