Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
47.315 lectores diarios RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Valladolid

VALLADOLID

La adjudicataria de las obras inicia el movimiento de tierras junto al Páramo de San Isidro
Los trabajos durarán 26 meses y generarán un polígono para la industria del ferrocarril

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Comienza la construcción del nuevo espacio ferroviario
El actual Taller Central de Reparaciones de Renfe, entre la estación y el barrio de Delicias./ EL NORTE
Las obras del futuro complejo ferroviario situado en la zona este de Valladolid comienzan en la jornada de hoy viernes. Este complejo albergará el nuevo Taller Central de Reparaciones (TCR) de la empresa pública Renfe Operadora, además de otras instalaciones relacionadas con el ferrocarril, como la nueva estación de mercancías, el Centro Tecnológico de la Vía (CTV) y las instalaciones de la empresa mixta de construcción y reparación de raíles Redalsa. La puesta en servicio del nuevo Taller Central de Reparaciones para Integria, de Renfe, permitirá el traslado desde las actuales instalaciones situadas en el Paseo de Farnesio y con ello, podrá iniciarse la liberación de los terrenos cuya comercialización permitirá sufragar la obra del soterramiento de las vías del tren a su paso por el centro de la ciudad.
140 millones
La nueva estación de mercancías sustituirá a la que actualmente se encuentra en Argales. La obra fue adjudicada definitivamente el pasado 5 de mayo a la unión temporal de empresas (UTE) Complejo Ferroviario Valladolid formada por las empresas COMSA, Collosa y CYCASA, por un importe total de 118.061.616 euros más IVA, a los que habría que añadir otros 3.142.151 para la prestación de asistencia técnica y coordinación en materia de seguridad y salud en las obras.
Una vez incluido el IVA, el conjunto de esta inversión supera los 140 millones de euros. Ambos contratos fueron adjudicados el 31 de marzo último por la Sociedad Valladolid Alta Velocidad, formada por el Ministerio de Fomento a través de Renfe y del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), la Junta de Castilla y León, el Ayuntamiento de Valladolid.
El complejo es una obra imprescindible para continuar adelante con los trabajos de integración urbana del ferrocarril tras la desaparición de las vías en superficie y la recuperación de un centenar de hectáreas donde podrán construirse viviendas, paseos, edificios emblemáticos o zonas de ocio que modificarán el centro de Valladolid. Esta modificación urbana fue adjudicada en su día al equipo de arquitectos que encabeza el británico Richard Rogers, que ha diseñado un gran bulevar para el actual lecho ferroviario que comunicaría las dos partes en las que hora se halla dividida la ciudad por las vías del tren.
El futuro espacio ferroviario ocupará más de setenta hectáreas ubicadas en la zona sureste de la capital, en el Páramo de San Isidro, junto al polígono industrial de San Cristóbal. Se encuentra limitado al norte por el Canal del Duero, y al sur por la Vereda de Fuente Amarga al Páramo del Perdigón, que resulta afectada en parte por el complejo.
El desarrollo de esta zona destinada al ferrocarril prevé que en el entorno se forme también un polígono industrial integrado sobre todo por empresas relacionadas con este sector que se conviertan en proveedoras de los talleres, que en la actualidad construyen trenes de cercanías de nueva generación y también parte de las nuevas flotas de trenes de media distancia y alta velocidad.
La primera fase del movimiento de tierras que se inicia hoy está previsto que se prolongue durante los tres próximos meses. El plazo previsto para finalizar por completo la obra es de 26 meses. A la convocatoria del concurso para la ejecución de este proyecto se presentaron en su día 13 ofertas elaboradas por 33 constructoras, la mayoría de ellas agrupadas en uniones temporales de empresas, con firmas procedentes de todo el país. La práctica totalidad de las concursantes estaban asentadas en Castilla y León.
La Sociedad Valladolid Alta Velocidad ha insistido ante las empresas adjudicatarias de todo el proyecto sobre la importancia de cumplir escrupulosamente los plazos previstos para que los ciudadanos puedan percibir cuanto antes los beneficios de esta iniciativa.
3.500 empleos
La inversión generará 3.500 empleos en los 26 meses en los que la adjudicataria se compromete a finalizar el encargo. De esta forma, el Taller Central de Reparaciones de la división Integria de Renfe mantendrá la actividad que desarrolla en la reparación y revisión del material autotransportado, además de en la construcción de trenes, tanto de media distancia como de cercanías para las empresas CAF y Alstom y el traslado a las futuras dependencias se llevará a cabo sin detener la producción, según explicó el presidente del consejo de administración de Valladolid Alta Velocidad, el secretario de Estado de Fomento, Víctor Morlán en el mes de marzo, cuando se anunció la adjudicación del proyecto.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS