Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
47.315 lectores diarios RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Portada

PERIODISTA

29.07.09 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
S olapada con la polémica sobre la sede de Las Edades del Hombre, ha pasado un tanto inadvertida la denuncia del PSOE sobre el creciente deterioro del patrimonio monumental de Castilla y León. El socialista Martín Benito (uno de los pocos procuradores que, sin estar 'liberado' por su grupo, se bate el cobre en las Cortes) ha recordado que pasan ya del centenar los monumentos incluidos en la 'lista roja' de la asociación Hispania Nostra, sin que la Junta parezca darse por aludida.
Es cierto que todo el presupuesto de la comunidad resultaría insuficiente para atender las necesidades de nuestro ingente patrimonio cultural. Pero precisamente por esa insuficiencia de recursos resulta todavía más lamentable que la Junta no esté aplicando el 1% cultural que contempla la Ley del Patrimonio vigente desde el 2002. Pese a que el Estatuto de Autonomía proclama al legado patrimonial como uno de los valores esenciales de la comunidad, es evidente que la sensibilidad política de los poderes públicos deja mucho que desear.
No se trata ya de que existan centenares de ermitas o iglesias dejadas de la mano de Dios (nunca mejor dicho) en nuestro vasto medio rural. Tampoco que la ruina se cierna sobre decenas de edificios civiles de propiedad privada, muchos de ellos declarados bienes de interés cultural. Todo eso hasta podía entenderse. El problema es que la desidia, el abandono y el deterioro se dejan ver en las ciudades, incluso en las declaradas por la Unesco Patrimonio de la Humanidad.
Ya sabemos que su alcalde se pone el mundo por montera, pero aun así resulta inconcebible que los salmantinos hayan asistido impotentes a la demolición con alevosía y diurnidad de edificios tan singulares como el Gran Hotel o el teatro Bretón. O que en Segovia, en un intento desesperado de salvar de la ruina nada menos que el palacio episcopal, el obispo haya ofrecido casi sin condiciones la cesión del edificio a quien éste dispuesto a garantizar su conservación.
Hace al caso recordar que en plena campaña electoral del 2007, la entonces Consejera de Cultura, Silvia Clemente, a la sazón candidata por la provincia, firmó un protocolo con el obispado de Segovia para ubicar en el inmueble el Museo de la Ingeniería Romana. Y que tras esas elecciones y el cambio de titular en la consejería, ese proyecto se fue al garete. La actual consejera, María José Salgueiro, ofreció en su lugar la posible instalación de un Museo de la Fotografía, idea ésta rechazada por el obispado, que no está dispuesto a que la antigua sede episcopal albergue obras por ejemplo como las de Alberto García Alix. Total que, los unos por los otros, el histórico edificio sigue amenazando ruina.
De esa manifiesta falta de sensibilidad podrían ponerse muchos más ejemplos y no todos ellos de administraciones gobernadas por el PP. Una de las últimas incorporaciones a la 'lista roja' es la agresión al cerco romano a Numancia por mor del polígono industrial impulsado por el alcalde socialista de Soria.
blogs.nortecastilla.es/pedrovicente
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Videos de Consejo de Gobierno
más videos [+]
Consejo de Gobierno
Vocento
SarenetRSS