Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
47.315 lectores diarios RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Segovia

CRÍTICA DE MÚSICA

23.07.09 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Y a en San Juan de los Caballeros, el cuarto concierto de la Semana de Música de Cámara, corrió a cargo del pianista madrileño Luis Fernando Pérez que en el año del centenario de la muerte de Isaac Albéniz abordó la colosal 'Suite Iberia', obra capital con la que el compositor gerundense instala a la música española en la modernidad.
No es extraño que los pianistas virtuosos incluyan en sus programas números sueltos o incluso alguno de los cuatro cuadernos en los que se divide esta magna obra, pero las oportunidades de escuchar íntegramente la 'Suite Iberia' en concierto son verdaderamente escasas por la complejidad conceptual y técnica que entraña. Pero si son enormes y evidentes las exigencias para el pianista, asimismo hay que reconocer que el auditorio también ha de hacer un importante esfuerzo para asimilar tanta belleza y tanta sabiduría como contiene cada una de las notas de la obra. Seguramente por estas dificultades para intérprete y público es por lo que la 'Suite Iberia' se programe tan poco, y es por esta rareza por la que hay que felicitar a Luis Fernando Pérez y a la Semana de Música de Cámara por brindarnos tan especial oportunidad.
Hoy es una de esas veces en las que tengo la sensación de que la más larga lista de elogiosos epítetos que pueda utilizar siempre será inexacta para describir la interpretación de Luis Fernando Pérez. Estoy convencido de que la única forma de hacerse una idea de su talento es escuchando la música que, aparentemente de manera tan natural, es capaz de crear. Gracias a una comprensión perfecta de la partitura -de la que extrae detalles inadvertidos en otras versiones- una condición física unida a una técnica apabullante, un sonido de belleza y transparencia cristalina, una variedad inagotable de matices y una concentración que genera una atmósfera de fantástica expectación, puede decirse que su forma de hacer música es pura esencia.
Creo que no puedo destacar ningún momento por encima de otro, pues las doce piezas de que consta la 'Suite Iberia' fueron recreadas de manera absolutamente magistral, cada una con una sonoridad y un carácter propio, pero unidas todas por la sutileza expresiva que fluye de la singularidad interpretativa de Luis Fernando Pérez.
La aclamación del público tuvo como respuesta cinco propinas que en dedos del pianista tornaron en maravillosas perlas con las que poner broche a tan singular concierto.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Semana Santa Segovia
Programa, confradía, procesiones, galerías de fotos, vídeos, noticias...
Vocento
SarenetRSS