Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
47.315 lectores diarios RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Valladolid

ave

Fomento licita las obras del nudo ferroviario de la localidad palentina de Venta de Baños por 83,89 millones de euros y un plazo de ejecución de 22 meses

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
El viaje en alta velocidad desde Valladolid a Burgos se reducirá a treinta minutos
El Ministerio de Fomento licita, a través de su ente Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), la construcción del nuevo nudo ferroviario de Venta de Baños, localidad palentina que durante más de un siglo ha sido uno de los principales puntos de enlace de las líneas férreas del Norte de España. La entrada en servicio de esta infraestructura, dentro de la línea de alta velocidad Madrid-Valladolid y desde Valladolid hasta la frontera francesa, reducirá el tiempo de viaje hasta Vitoria, la capital vasca, en más de una hora y pasará de las más de dos horas actuales a setenta minutos.
El Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó en su edición del viernes la convocatoria de licitación de la obra de plataforma del tramo conocido como Nudo de Venta de Baños, que resuelve las conexiones ferroviarias de alta velocidad de las líneas León-Palencia-Burgos y Valladolid-Burgos, ambas comprendidas en el proyecto de Línea de Alta Velocidad (LAV) Valladolid-Burgos-Vitoria. Con la licitación de este subtramo, cuyo importe de salida es de 83.898.951,25 euros euros (incluyendo IVA asciende a 97.322.783 euros) y un plazo de ejecución de 22 meses, el Ministerio da un importante impulso a la conexión en alta velocidad entre Valladolid, Palencia, León y Burgos.
El trazado licitado, de una longitud de 8 kilómetros, discurre por los municipios palentinos de Venta de Baños, Soto de Cerrato y Villamuriel de Cerrato. Como elementos singulares del tramo destaca la construcción de dos viaductos, uno sobre el río Pisuerga, de 1.128 metros de longitud, y otro sobre la autovía A-62, la línea férrea Madrid-Hendaya y el mismo río, de 1.330 netros de longitud. Las obras incluyen una pérgola de 161 metros que permite el cruce a distinto nivel de las conexiones Valladolid-Burgos y León-Palencia-Burgos.
350 kilómetros por hora
El trazado se ha diseñado para doble vía de alta velocidad con ancho de vía internacional o UIC (1.435 mm). La máxima velocidad prevista es de 350 kilómetros por hora hasta Vitoria. Desde allí y hasta la frontera francesa, la velocidad máxima será de 250 kilómetros por hora. Los tiempos de viaje se reducirán con relación a la línea actual de ancho ibérico y que seguirá en servicio para Cercanías y mercancías. Si ahora desde Vitoria a Valladolid el tiempo de viaje es de 2,30 horas, con la futura LAV se rebajará a 60 minutos. El tiempo de recorrido entre la capital vasca y Madrid pasaría a ser de en torno a dos horas.
El proyecto de obras que deberá desarrollarse incluye todos los trabajos contiene necesarios para la definición básica de esta infraestructura, como los movimientos de tierra, las obras de drenaje, las estructuras, los túneles, la reposición de servicios y servidumbres afectados junto con la inclusión de todas las conexiones transversales que aseguran la permeabilidad viaria del nuevo trazado.
La Línea de Alta Velocidad Valladolid-Burgos-Vitoria está incluida en la red de altas prestaciones del Plan Estratégico de Infraestructuras y Transporte (PEIT) 2005-2020 del Ministerio de Fomento. Este recorrido forma parte forma parte del denominado Proyecto Prioritario nº 3 del Eje Atlántico Ferroviario Europeo, que da continuidad en el territorio español a la línea Madrid-Valladolid-Vitoria-Frontera Francesa.
La inversión estimada para las obras de plataforma de la nueva Línea de Alta Velocidad Valladolid-Burgos-Vitoria supera los 1.600 millones de euros, sin incluir los accesos a Valladolid ni a Vitoria.
Adiós a la estación
Uno de los cambios que supone esta nueva línea es la desaparición de las paradas de enlace entre trenes que durante más de un siglo han tenido por escenario la estación de Venta de Baños, en servicio desde que se puso en marcha la línea desde Baños de Cerrato hasta Alar del Rey, en la provincia de Palencia y que conectó con la de Valladolid. La nueva línea sólo cuenta en Venta de Baños con un puesto de adelantamiento y estacionamiento de trenes (PAET), que no prevé el trasbordo de viajeros. Los estudios y proyectos de la LAV y las obras de plataforma del tramo Valladolid-Burgos han sido cofinanciados por las Ayudas RTE-T (Redes Transeuropeas de Transporte) por importe de 39,7 millones de euros. Entre las ventajas que aportará su puesta en servicio destacan la disminución de la distancia de recorrido entre Valladolid y Vitoria en 31,5 kilómetros pasando de los 244,8 actuales a 212,3 kilómetro. Además, se incrementará la seguridad mediante el uso de tecnologías punta en los sistemas de conducción automática de trenes y la ausencia de pasos a nivel a lo largo de todo el recorrido.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS