Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
47.315 lectores diarios RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Castilla y León

castilla y león

Según la asociación se trata de leche procedente de Francia pero envasada por Lauki
01.06.09 - 13:55 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) de Castilla y León denunció públicamente, ante la Junta y la Unión de Consumidores la venta, por parte de la cadena de hipermercados Carrefour, de leche francesa envasada por Lauki bajo la denominación de "productos de Castilla y León".
Así lo explicó hoy el secretario general de la organización en la Comunidad, Julio López, quien ofreció una rueda de prensa en la que mostró un catálogo de Carrefour en el que, del 12 al 31 de mayo, bajo la denominación de "productos de Castilla y León" se ofrecen varios productos, entre ellos leche Lauki.
Sin embargo, en la etiqueta identificativa de esta leche (en un lateral aparece un sello con un número y las siglas del país de procedencia), su lugar de origen es Francia (se ven las letras FR) y no Castilla y León, aunque la fábrica de Lauki Central Lechera Vallisoletana se encuentre en Valladolid, algo que el responsable de UPA calificó de "fraude".
López recordó que desde hace muchísimos meses existe un conflicto con la leche, con una situación "caótica", amenazas de dejar de recoger la leche, bajadas de precios, etcétera, que hacen que en algunos casos sea "insoportable" para los ganaderos e insistió en que se ha denunciado en numerosas ocasiones la importación de leche francesa muy por encima de las necesidades de consumo.
A este respecto, indicó que se ha pedido "por activa y por pasiva" que se verificara el presunto fraude de leche de importación y cree que los responsables de Consumo y sus inspectores deberían de haber actuado para poner de manifiesto las denuncias.
Ahora, dijo López, se ha constatado que una gran cadena como Carrefour, una empresa francesa, ha vendido en mayo, bajo el reclamo de producto de Castilla y León, leche Lauki de procedencia francesa, algo que supone un fraude que se produce hacia los consumidores y los ganaderos.
El responsable de UPA considera que esto es un hecho "muy grave", que se ha comunicado mediante una carta a la consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, al director general de Protección Civil y Consumo, Luis Aznar, y a la Unión de Consumidores de Castilla y León, que ya ha llevado a cabo las inspecciones oportunas.
López se preguntó qué hace la inspección de consumo, por qué permite esto, cuando entre sus funciones tiene la vigilancia, control e inspección de los bienes y las empresas, por lo que a su juicio debería de haber detectado una "publicidad engañosa y un fraude" en la comercialización de un producto francés como de Castilla y León.
Después de comprobar que hasta el momento sólo ha actuado la Unión de Consumidores, cuestionó cuántos productos que se venden como si fueran de la Comunidad no lo son, si Consumo actuará en esta cuestión o si las organizaciones agrarias deben actuar al no hacerlo las administraciones.
En la misma línea, dudó sobre la garantía y la confianza que se dan al consumidor o si este tipo de actuaciones tienen el consentimiento del consejero de Interior y Justicia, Alfonso Fernández Mañueco, de quien depende el área de consumo. Por todo ello, pidió que "recapaciten y den explicaciones".
Julio López recordó que en varias ocasiones las organizaciones agrarias han solicitado la creación de un observatorio de precios, que no sólo vigile los precios sino también la identificación de los productos.
De esta forma, considera que se obtendrían credibilidad, seguridad alimentaria y transparencia y preguntó si uno de los motivos de negarse a crear este órgano es permitir actuaciones "encubiertas" como ésta.
En esta línea, insistió en que tanto la Junta como el Ministerio tienen instrumentos para evitar estas situaciones y añadió que "no se puede dar cobertura" a que se vendan productos bajo una marca y se publiciten en un catálogo de esta forma. Además, observó como dato "curioso" que tanto Carrefour como Lauki (Lactel) sean marcas de capital francés.
López aseguró que la organización seguirá controlando este tipo de actuaciones y el marcaje de productos que se venden como si fueran de Castilla y León y no lo son, ya que creen que esto daña al consumidor en cuanto a credibilidad y al ganadero un daño "tremendo". Asimismo, hoy mismo anunció que comprobarán si se sigue haciendo.
Además, el secretario de Ganadería de UPA, Raúl Ramírez, afirmó que esto puede ocurrir con otros productos para evitar que, como hace dos años, se detecte cordero francés que se vendía como si fuera de Castilla y León.
.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Fotodenuncias
Grúa municipal en plaza de Minusválidos
Vocento
SarenetRSS