Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
47.315 lectores diarios RSS | ed. impresa | Regístrate | Jueves, 18 septiembre 2014

Portada

CASTILLA Y LEÓN

Economía pone en marcha las ayudas acordadas con sindicatos y patronal para lostrabajadores sometidos a expedientes de regulación de empleo extintivos y suspensivos

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Los trabajadores sometidos por expedientes de regulación de empleo (ERE) suspensivo podrán aminorar la merma que sufran en sus ingresos mensuales durante el tiempo que dure esta situación laboral con ayudas procedentes de las arcas autonómicas que podrán llagar hasta un máximo de 1.200 euros por persona que asciende a 1.800 para el caso de los mayores de 55 años despedidos dentro de un proceso de regulación de empleo. La Junta, que pactó la aplicación de estas ayudas en la Mesa del Diálogo Social con los sindicatos UGT y Comisiones Obreras y la patronal Cecale, dispone de una partida inicial de 8,6 millones de euros para hacer frente a estos pagos.
El Boletín Oficial de Castilla y León publicó ayer la orden de la Consejería de Economía y Empleo que regula el acceso a estas subvenciones dirigidas a empleados de empresas en situación de regulación, siempre y cuando esta circunstancia no afecte a más de 250 trabajadores por cada centro laboral que la firma tenga en Castilla y León. La orden autonómica establece el abono de una cantidad de entre 8 y 10 euros por día durante un máximo de 120 jornadas.
Desde noviembre
Entre los requisitos para poder beneficiarse de la ayuda figura la fecha de aplicación del ERE. El periodo subvencionable va desde el 1 de noviembre del 2008 al 31 de diciembre del 2009 y la duración mínima de la regulación debe comprender 15 días. Se exige además que el expediente se haya resuelto de acuerdo entre las partes. En lo que va del año 2009, un total de nueve expedientes no han logrado el acuerdo entre las partes según los datos aportados ayer desde la Dirección General de Trabajo y Prevención de Riesgos Laborales de la Junta de Castilla y León.
Esta medida tiene como objetivo mitigar la pérdida de poder adquisitivo de estos trabajadores, que durante la aplicación del ERE perciben una prestación por desempleo, que se sitúa en el 70% de la base de cotización. En todo caso, la cuantía que recibirá el empleado nunca podrá superar, con la suma de la prestación del paro, el salario abonado por la empresa y los complementos acordados con ésta, la nómina habitual del trabajador de un mes normal.
En el caso de los mayores de 55 años que ven cómo se extingue su contrato y se reduce el importe de su indemnización por la declaración de insolvencia de su empresa el objetivo es compensar económicamente a un colectivo que sufre especiales dificultades para reincorporarse a la vida laboral. También pueden solicitar esta subvención los empleados que superen esa edad y que se vean en la calle por un concurso de acreedores de la firma para la que trabajan.
Para los veteranos
La cuantía a la que optan estos trabajadores veteranos oscila entre los 960 y los 1.800 euros, en función del salario por el que cotizan a la Seguridad Social y la antigüedad de su relación con la empresa. En este sentido, la orden señala un mínimo de tres años en la empresa. El periodo de vigencia de esta ayuda es de todo el año 2009 y para este programa se ha presupuestado una partida de un millón de euros.
En cualquiera de los dos casos, mayores de 55 años o afectados por regulaciones de empleo, la cantidad que se percibe si se trabaja con una jornada reducida se recortará de manera proporcional. Para abonar estas ayudas, la consejería que dirige el vicepresidente de la Junta, Tomás Villanueva, dispone de una partida de un millón de euros.
El sindicato Comisiones Obreras se felicitó ayer por la puesta en marcha de dos de los programas de ayudas surgidos de los Acuerdos del Diálogo Social en Castilla y León con el ánimo de paliar los efectos de la crisis económicas entre los trabajadores.
Los acuerdos concretos para los que a partir de ahora se podrán solicitar ayudas fueron suscritos por los agentes sociales y la Administración autonómica el 16 de febrero pasado y forman parte de un paquete de medidas más amplio, entre las que figura también la Renta Garantizada de Ciudadanía, un asunto que todavía está en la mesa de negociaciones y para la que los sindicatos presentaron el lunes una propuesta conjunta de 580 euros mensuales.
Los posibles beneficiarios de estas ayudas podrán solicitarlas en las Oficinas Territoriales de Trabajo de la Junta de Castilla y León, donde también podrán obtener información de estas ayudas.
Otros 8.800 afectados
Las ayudas establecidas en el Boletín Oficial del Castilla y León se quedarán cortas porque, a los trabajadores que se registraron en los dos últimos meses del año 2008 habrá que sumar, en el primer trimestre del 2009 otros 8.920 empleados que también han visto cómo se aprobaban los expedientes de regulación de empleo para su empresas.
La Dirección General de Trabajo ha registrado en el primer trimestre de este año otros 192 ERE, de los que 163 tienen un carácter supensivo mientas que en los 29 restantes incluyen también la extinción de empleo para 465 trabajadores. Valladolid, Burgos y León contabilizan siete expedientes con despidos, pero la mayor pérdida de empleo se registro en Burgos donde hubo 140 despidos, seguida de León con 119 y Valladolid (104). En Soria se anotaron cuatro expedientes con 57 despidos, en Zamora dos con 21 despedidos y en Segovia 1 con 10 extinciones de empleo.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Videos de Consejo de Gobierno
más videos [+]
Consejo de Gobierno
Vocento
SarenetRSS