Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
47.315 lectores diarios RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Otros

CHECHU RUBIERA CICLISTA

El asturiano destaca que «en el Astana tenemos cuatro corredores que pueden liderar el equipo»

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
«Lance, antes de la Vuelta, estaba obsesionado con las caídas»
Chechu Rubiera, con la prensa del día. / JUANJO RUIZ
Era el encargado de lanzarle. Cuando las señales marcaban un desnivel de más del 7%, Chechu Rubiera se ponía de pie en la bicicleta y se desfogaba. Todo para que Armstrong llegase en las mejores condiciones a los últimos repechos. Allí, su famoso molinillo haría el resto. Escartín, Zulle, Ulrich, Basso, Vinoukurov, Beloki... todos se quedaron por el camino. Buena parte de la culpa la tuvo el gregario de oro. Un asturiano con la modestia por bandera que ha vivido en primera persona el regreso del heptacampeón del Tour y la primera caída con consecuencias de su vida profesional.
-¿Cómo está Lance?
-Muy disgustado. Hay que tener en cuenta que para él una caída es una situación nueva porque nunca había sufrido una con consecuencias. Además, está preocupado por su participación en el Giro, una carrera para la que estaba preparándose a conciencia y que ahora peligra.
-Antes de caerse, Lance había asegurado al término de la Milán-San Remo que ahora optaba por no arriesgar tanto, que estaba muy pendiente de las caídas...
-Es verdad. Estaba más pendiente de correr de cara al aire. Antes de llegar a Castilla y León estaba muy concienciado con las caídas y quería evitar riesgos innecesarios.
-¿Qué más diferencias ve con respecto al líder del US Postal y del Discovery Channel?
-Está más tranquilo. Quizá compite más por placer, pero que nadie dude de que sigue siendo un corredor con una mentalidad ganadora. Se le nota mucho con los medios de comunicación. Atiende a la prensa antes y después de las carreras, cosa que antes con el estrés y los follones que se montaban alrededor de él era muy complicado. Ahora vive más tranquilo, sin tanta presión.
-¿Cómo recibe el seno del Astana el regreso del Armstrong?
-Estupendamente. La verdad es que Lance no sólo es lo que mueve a nivel de los medios de comunicación, da un ambiente extraordinario. En Australia y California era una pasada la cantidad de público que se congregaba alrededor. La Vuelta a Castilla es un claro ejemplo. El año pasado estaba Contador y había una buena participación y no existía tanta expectación. Pero en esta edición, con el gancho de Lance y el estado de Contador, estamos disfrutando de un gran ambiente. En definitiva, la presencia de Armstrong es muy buena para el ciclismo, porque aumenta el público y eso lo notamos todos los corredores, compañeros y rivales. Las carreteras vacías desaniman un poco.
-¿Cómo se vive desde dentro el presumible roce de egos entre Armstrong y Contador?
-Desde dentro estamos ajenos a la polémica sobre quién puede ser el líder en el Tour de Francia, si finalmente lo corre Lance. Tenemos muy claro que cuanto más fuerte es el equipo, mejor para el sponsor y mejor para nosotros. Además, sabemos que la carretera pone a cada uno en su sitio. Es imposible esconder la debilidad de alguien en un puerto o en una contrarreloj. El director y la gente que toma decisiones en el equipo tendrán que apostar por el más fuerte y nosotros tenemos la suerte de contar con dos corredores de nivel: uno el mejor corredor de los últimos tiempos; y el otro, la mejor promesa. ¿Quién va a estar mejor en el Tour? Es una incógnita, aunque yo creo que Contador con su juventud y el margen de progresión que le queda, tiene más posibilidades. Armstrong va a encontrarse con más inconvenientes, como la caída y el tiempo que concentra sin competir, a pesar que estaba cogiendo un buen nivel...
-¿Quién lidera cada carrera?
-Hasta ahora no habían coincidido y, la verdad, es que a la Vuelta de Castilla y León venimos con la idea de hacer una buena preparación y coger forma para el Giro de Italia. Además, una vez vistos los resultados de la contrarreloj, el líder es el Leipheimer y nosotros tenemos que apoyarle. La realidad es que en este equipo tenemos cuatro corredores que han hecho podio en el Tour, con lo que cualquiera podría ser líder en otro equipo. Eso es una ventaja.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios

buscador

Buscador de deportes
buscar
Vocento
SarenetRSS