Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
47.315 lectores diarios RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Zamora

04.01.09 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
La provincia de Zamora recibirá cerca de seis millones de euros de los 16 millones que destinan conjuntamente y financiados a partes iguales el Ministerio de Medio Ambiente, Rural y Marino y la Junta de Castilla y León para el desarrollo de la Ley para el Desarrollo Sostenible del Medio Rural. La normativa estatal, aprobada definitivamente hace poco más de un año, ha permitido priorizar las comarcas más deprimidas en las inversiones. Por este motivo, en una primera fase se han seleccionado en la provincia cerca de una decena de proyectos que se ejecutarán en las comarcas más despobladas y con menor nivel de renta.
Entre ellas figuran las comarcas del oeste de la provincia: Sanabria y La Carballeda, Sayago y Aliste, Tábara y Alba. Del mismo modo se ha incluido la zona de Tierra de Campos, que abarca municipios tanto zamoranos como vallisoletanos y palentinos.
Los proyectos seleccionadas abarcan un amplio campo de actuaciones que van desde proyectos de eficiencia energética hasta el arreglo de caminos rurales y la construcción de infraestructuras turísticas y de servicios básicos para la población.
El secretario de Medio Ambiente y Desarrollo Rural del PSOE de Castilla y León y procurador en las Cortes de Castilla y León, Manuel Fuentes, ha destacado en rueda de prensa la importancia de estos proyectos que serán financiados al 50% por la Administración central y autonómica y que se ejecutarán gracias a la Ley de Desarrollo Rural estatal.
Se trata en todos los casos de proyectos piloto que se han aprobado en el año 2008 y que se ejecutarán a lo largo de este año y el 2010. Este programa es uno de los tres instrumentos para desarrollar la normativa estatal en la materia. La elección de las comarcas en las que se ejecutarán los proyectos no es aleatoria, sino que se ha realizado teniendo en cuenta la situación del empleo agrario, la despoblación del mundo rural y el nivel de renta de las zonas en las que se aplicará el plan piloto.
El envejecimiento, los indicadores demográficos y socioeconómicos y la situación transfronteriza han influido en la elección de las zonas de actuación. También se ha tenido en cuenta el aislamiento geográfico y la elevada actividad agraria. Asimismo, se han incluido las zonas que forman parte de las Red Natura 2000.
De la cuantía global de 16 millones de euros que llegará a Castilla y León, ocho millones se destinarán a proyectos medioambientales y otros ocho a actuaciones agroganaderas.
En ambos casos las partidas son financiadas al 50% por el Gobierno y la Junta.
Entre los instrumentos que se han creado para desarrollar la normativa que pretende incentivar el asentamiento de población en el mundo rural figura un consejo para el medio ambiente rural que se ha creado el pasado mes de diciembre y en el que figuran tanto representantes de la Administración central y de las comunidades Autónomas como de la Administración local representada a través de la Federación de Municipios y Provincias.
Otro instrumento es el de los proyectos piloto que se pondrán en marcha en cuatro comarcas de la provincia.
Plan autonómico
Un tercer ámbito de actuación es un plan autonómico específico que la Junta de Castilla y León había manifestado su intención de poner en marcha y dotarlo con 2.000 millones de euros. Sin embargo, luego «no ha habido ni un euro para su aplicación», según denuncia Manuel Fuentes, que recuerda que ese plan había sido un compromiso personal del presidente regional, Juan Vicente Herrera, manifestado en su discurso de investidura.
También faltan por determinar unos planes plurianuales que se negociarán de forma específica entre cada una de las comunidades Autónomas y el Ministerio de Medio Ambiente, Rural y Marino.
Con todos los proyectos y actuaciones previstas hasta el año 2013 con la Ley para el Desarrollo Sostenible del Medio Rural se pretende mejorar la situación del mundo rural para que la gente que vive en los pueblos tenga los mismos derechos de acceso a unos servicios públicos de calidad, tal y como expone Manuel Fuentes.
Mujeres y jóvenes
El parlamentario regional socialista ha explicado que los jóvenes y las mujeres serán dos colectivos prioritarios en las actuaciones para el asentamiento de población en el medio rural. En su opinión, la sociedad española «tiene una deuda con las zonas rurales», en las que es necesario mejorar los servicios básicos para que «allí tengan las mismas oportunidades que en las ciudades».
Con este objetivo se ha puesto en marcha el plan de desarrollo rural 2007-2013, que cuenta con una partida global para España de 7.213 millones de euros y que será financiado en un 70% por la Unión Europea, mientras que el 30% restante lo sufragarán a partes iguales el Ministerio y las comunidades Autónomas.
El marco nacional tiene como finalidad definir las medidas horizontales y los elementos comunes para todos los programas regionales de desarrollo rural que se pongan en marcha en este periodo.
De esta forma se pretende garantizar la coherencia de la estrategia española de desarrollo rural en todo el territorio.
El Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino y la Junta de Castilla y León tienen previsto formalizar en un plazo de quince días el convenio en el que se concretan las actuaciones seleccionadas en el programa de proyectos piloto y la cuantía que se llevará cada uno de ellos. La firma del convenio corrobora, según Fuentes, que la aplicación de la Ley para el Desarrollo Sostenible del Medio Rural es una realidad. Al respecto, el responsable regional del PSOE en materia de Medio Ambiente y Desarrollo Rural ha criticado las declaraciones que efectuó la consejera de Agricultura de la Junta, Silvia Clemente, nada más aprobarse la normativa, hace poco más de un año.
Entonces Clemente sostuvo que la denominada Ley de Desarrollo Rural era imposible de aplicar. «Los hechos demuestran que la consejera se equivocó», indica Manuel Fuentes, que agrega que los principales beneficios de la aplicación de la normativa se verán en lo referente al empleo agrario, a la despoblación rural y al nivel de renta en los pueblos.
Diversificar
Manuel Fuentes asegura además que el desarrollo rural no se puede centrar únicamente en la actividad agraria, que cada día cuenta con menor porcentaje de población activa, sino que «debe apostarse por la diversificación económica del mundo rural».
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Semana Santa Zamora
Programa, confradías, procesiones, galerías de fotos, vídeos, noticias...
Vocento
SarenetRSS