Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
47.315 lectores diarios RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Valladolid

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Comienza la perforación del túnel para trenes de mercancías bajo San Cristóbal
Trabajos de colocación de la plataforma de hormigón antes de iniciar el túnel bajo San Cristóbal./ R. GÓMEZ
La calle Oro del polígono de San Cristóbal ha modificado su aspecto en sólo unos meses. Si hasta hace poco era el final de un área industrial, la del polígono de San Cristóbal que en esta parte se confundía con el cerro que da nombre a esta congregación de empresas, talleres y áreas fabriles, hoy es un ir y venir de camiones y maquinaria pesada que cambiarán profundamente esta parte del término municipal de Valladolid. En unos meses, la antigua calle se convertirá en lugar de paso de una nueva autovía, el tramo de circunvalación de la VA-30 que unirá las autovías de Segovia con la de Soria (A-11) y a su lado, en paralelo, pero enterrado en un túnel, pasarán los trenes de mercancías que se dirijan, al otro lado del cerro, a al futuro complejo ferroviario vallisoletano o que sigan ruta en dirección norte o sur, pero ya alejados del centro urbano.
La calle Oro es también el lugar en el que en las últimas jornadas, los técnicos preparan el ataque al corazón arcilloso del cerro de San Cristóbal, que será horadado por un túnel ferroviario que saldrá junto a la cerámica y que salvará este obstáculo con una de las varias soluciones constructivas que cubrirán este recorrido.
Adjudicadas a la empresa la Unión Temporal de Empresas formada por Fomento de Construcciones y Contratas (FCC) y Contratas y Ventas, las obras se iniciaron en el mes de febrero pasado y se desarrollan en la actualidad a lo largo de varios kilómetros en los que se prepara la instalación de la plataforma para las futuras vías, de ancho ibérico y destinadas fundamentalmente al transporte de mercancías, si bien por ellas también podrán circular los trenes de viajeros de ancho tradicional, o los de alta velocidad dotados de ejes de rodadura desplazables cuando sea necesario y no puedan hacerlo por el trazado de ancho internacional que llegará hasta el interior del casco urbano
Los camiones cargados de hormigón esperaban ayer a la entrada de la calle Acero para llegar hasta la futura boca del túnel bajo el cerro de San Cristóbal. Justo en la embocadura se desarrollaban ayer los trabajos de colocación de la plataforma en el tramo situado al final de la trinchera abierta. En los próximos días comenzará el trabajo en mina de este túnel. La principal dificultad a la que se enfrentarán los técnicos en el avance hacia la salida norte será la naturaleza arcillosa del terreno, lo que obligará a apuntalar bien la infraestructura. El túnel, con un diámetro final de 8,5 metros, tendrá en su interior dos vías y su longitud será superior a la que debe alcanzarse para llegar al otro lado del cerro. La trinchera abierta en la actualidad junto a la calle Oro se prolongará hacia el sur y posteriormente se cubrirá, de manera que la longitud total soterrada se acercará a los dos kilómetros desde su inicio, en las cercanías de la factoría de Renault, hasta su salida junto a la Autovía del Duero A-11.
En los días previos el trabajo que se ha llevado a cabo ha consistido en el refuerzo de la pared de la boca, revocada en la actualidad en hormigón, para evitar deslizamientos de la arcillas situadas por encima de la altura a la que se llevará a cabo el trabajo de mina.
Esta obra se financia en parte por el Ministerio de Fomento y en otra por la sociedad pública Valladolid Alta Velocidad 2003. El 20 de julio pasado fue autorizado el convenio suscrito entre Fomento y la entidad, el ministerio aportaba 112 millones de euro y Valladolid Alta Velocidad otros 25 millones. La participación de la sociedad, de la que forman parte el Ministerio de Fomento (50%), el Ayuntamiento de Valladolid (25%) y la Junta de Castilla y León (25%) es precisamente el sobrecoste que supuso la modificación del trazado para soterrar el paso de las vías en las inmediaciones del polígono de San Cristóbal.
Esta parte de la obra es la que precisamente ahora está a punto de empezar. Los trabajos fueron adjudicados en enero pasado en la cantidad de 108,2 millones de euros. Con un plazo de ejecución calculado en 27 meses, las obras forman parte de la remodelación de la red arterial ferroviaria de Valladolid que se acomete como consecuencia de la llegada a la ciudad de la alta velocidad ferroviaria.
La variante se ejecutará con vías de ancho ibérico si bien está previsto que por su acceso norte y en dirección al futuro complejo ferroviario del cerro de San Isidro se añada una vía de ancho internacional por la que los trenes Ave podrán acceder hasta los talleres de reparación y mantenimiento de la empresa Renfe Operadora.
El trazado en alzado incluye zonas donde la altura de las vías ha sido elevada mediante la colocación de taludes, como ocurre en el primer tramo, el que tras pasar el barrio de El Pinar de Antequera, se desvía a la derecha, ya en el término municipal de Valladolid, para situar esta infraestructura paralela a otra vía de comunicación también en construcción en la actualidad, la futura VA-30 cuyo tramo de la Ronda Exterior Sur y el que conectará la Autovía de Segovia con la del Duero se halla en plena ejecución.
Si en el primer tramo, la autovía corre casi soterrada, en una profunda trinchera que comienza a elevarse cuando salva la autovía hacia Boecillo, la VA-12, con las vías del tren ocurre lo contrario, cubren esta misma parte del trazado paralelo sobre taludes hasta enterrarse al cruce del cerro de San Cristóbal, justo el lugar donde la futura circunvalación saltará volada sobre la mayor parte de los nudos de enlace del área industrial de San Cristóbal. La estructura más singular de las nuevas vías será el viaducto de 'los tramposos', sobre la carretera de Madrid, con 45 vanos y una longitud de 1.130 metros.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS