Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
47.315 lectores diarios RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Portada

CASTILLA Y LEÓN

El recién elegido secretario general del PSOE de Castilla y León brinda diálogo ycolaboración al presidente de la Junta para solucionar los problemas de la comunidad

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
El nuevo secretario general de los socialistas de Castilla y León, elegido el sábado con el 96,36% de los votos de los delegados, pidió ayer una entrevista con el presidente de la Junta para «arrimar el hombro» por Castilla y León. En su discurso de clausura del congreso regional, que precedió al de José Luis Rodríguez Zapatero, Óscar López alertó de los problemas que acechan a la comunidad autónoma y ofreció su colaboración a Juan Vicente Herrera para encontrar soluciones conjuntas con acuerdos «sinceros y productivos».
Su oferta de diálogo recordó a la que tendió Rodríguez Zapatero en el año 2000 cuando fue elegido secretario general del PSOE y propuso un pacto antiterrorista al entonces presidente del Gobierno, José María Aznar. Ocho años después, López recoge el testigo para «arreglar» un panorama económico y social que en su opinión perjudica a los castellanos y leoneses. «Soy de los que entienden que en momentos de dificultad la prioridad no es desgastar al Gobierno. Eso sirve de poco a los ciudadanos. Creo que todos estamos para arrimar el hombro y salir cuanto antes de esta situación», afirmó el secretario general autónomo, que fue recibido a su entrada en el auditorio de la Feria de Muestras de Valladolid con los gritos de «presidente, presidente», coreados por los asistentes a la cita congresual.
López, que compatibilizará el cargo de dirigente del partido con el de diputado por Segovia hasta los próximos comicios autonómicos del 2011, dio un giro político al contenido de su discurso del día anterior, más enfocado a generar ilusión en los militantes socialistas. Y entró de lleno en harina preguntándose por qué la gente se sigue yendo de esta tierra. «Qué se ha hecho mal, y qué podemos hacer». Una crítica a los 20 largos años del gobierno del PP, con el matiz positivo añadido de que lo que no se ha hecho o se ha hecho mal, aún puede y debe corregirse. Dejó patente que esa labor atañe a todos los partidos, instituciones y ciudadanos.
Constató Óscar López algunas realidades mejorables, planteó interrogantes y avanzó respuestas. Si las empresas se van, dijo, habrá que generar las condiciones para que vengan, crear oportunidades para frenar la despoblación y que los jóvenes puedan quedarse y así rebajar la tasa de envejecimiento de la comunidad autónoma, la mayor del país.
Desigualdades
También habló de la necesidad de corregir desigualdades. «No me resigno a que una persona de Castilla y León tenga menos derechos que otra de otra comunidad», porque su gobierno «les engañe ralentizando la puesta en marcha de la ley de Dependencia», acusación repetida en casi todas las intervenciones de los líderes que arroparon este fin de semana al diputado segoviano.
Pero lejos de desmoronarse, ante el desaliento y «la escasa ambición colectiva» y la «prepotencia», que a su juicio acosan al PP tras dos décadas de poder, el nuevo dirigente socialista derrochó esperanza. «Queremos un proyecto político verdaderamente ambicioso para esta comunidad». Eso, dijo, exige apoyar a los empresarios para que Castilla y León «no vuelva a perder ni un sólo proyecto empresarial por la falta de apoyo de la Junta». La patronal recibió el mensaje en directo, representada en el auditorio por el presidente de Cecale, Jesús María Terciado, y José Rolando Álvarez, presidente de la Cámara de Comercio y del grupo Norte. Ambos siguieron de pie, ante la falta de asientos, las intervenciones de López y Zapatero.
Al aclarar que, desde luego, potencialidades no le faltan a esta región, lanzó un guiño a los agentes sociales con este mensaje: «Tenemos suelo, buenas universidades, cada vez mejores infraestructuras y empresarios y sindicatos responsables que garantizan una paz social envidiable, pero nos sobran las inercias perezosas de un gobierno absolutamente plano y anclado en el pasado».
Duras críticas
Esta magnanimidad con los actores económicos y sociales no la tuvo con el Gobierno de Herrera, al que, pese a reconcerle que ha hecho «cosas bien» lanzó duras críticas, aunque sin llegar nunca al insulto. Criticó al Ejecutivo regional, al que reprochó su «hipocresía» por reclamar más financiación, infraestructuras y ayudas para el desarrollo rural y exigir al tiempo que se recorte el gasto del Estado. «La misma hipocresía», explicó, que acordar con Aznar un modelo de financiación en el 2001 en el que el factor de población «aumentó en 30 puntos», y ahora decir que serán exigentes con el Gobierno de Zapatero «porque no es sensible con las necesidades de financiación de Castilla y León». En este capítulo, aceptó la exigencia de más financiación, pero advirtiendo a Herrera de que también el PSOE que ahora lidera será también exigente en el control del gasto de la Junta de Castilla y León y mirará con lupa que el dinero no se desvíe a otros destinos.
Defendió el desarrollo rural -«porque no ha habido voluntad política de que el campo tenga futuro»-, la protección del medio ambiente a través de un proyecto «sostenible, pero de desarrollo» y un mapa de la comunidad que no alimente el «provincianismo», y pidió a Herrera que se dedique a resolver los problemas de Castilla y León en lugar de criticar la política del Gobierno central. «El PP de Castilla y León tiene vocación de oposición al Gobierno de España y nosotros tenemos vocación de Gobierno en Castilla y León», afirmación que provocó largas ovaciones de los presentes.
Recomendó a los delegados al congreso que no olviden que «cuatro de cada diez» castellanos y leoneses han votado al PSOE y que esperan «algo distinto» para esta región; por eso, añadió, «vamos a cambiar la forma de hacer política». Lo hará sobre la base de que los sueños se cumplen «cuando merecen la pena».
Y recordó el sueño que expresó Martin Luther King en 1963 para que se respetaran los derechos civiles de los negros en Georgia, Mississippi y Alabama, y que en estos Estados las primarias las ha ganado este año Obama. Aplausos y emoción. Nervioso, López se equivocó de asiento y se fue a la tribuna de público, rectificó enseguida y se colocó en el escenario, junto a los compañeros de Ejecutiva. Zapatero, briomendando, le dijo «Estás muy bien ahí, Óscar».
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Videos de Consejo de Gobierno
más videos [+]
Consejo de Gobierno
Vocento
SarenetRSS