Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
47.315 lectores diarios RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Portada

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
El cura del centro penitenciario de Topas, Celedonio Lucas, recibía favores sexuales a cambio de suministrar drogas a los presos según las investigaciones de la Guardia Civil, que se recogen en las transcripciones de las escuchas telefónicas realizadas sobre los móviles de los implicados. Según publica el periódico 'Tribuna de Salamanca', el religioso contestó a uno de los internos implicados en uno de los pinchazos telefónicos: «Nos vemos cuando salgas de permiso», y los agentes que estudian el caso aclaran en el informe de la conversación que se refería a favores sexuales.
Por otra parte, en los documentos con los que cuenta el Juzgado de Instrucción número 4 de Salamanca también se recoge que Celestino Lucas había sido avisado de que le estaban «pisando los talones».
Aún así, el párroco continuó con sus actividades y fue detenido posteriormente con 400 gramos de hachís cuando iba a entrar en Topas como colaborador social y con 1.700 gramos en la casa en la que vivía en la localidad salmantina de Santa Marta de Tormes, donde residía acompañado por otro de los implicados en la red de suministro, C. E. V. R., quien aseguró al juez que sólo mantiene con el cura una relación de «amistad». Al parecer, la investigación se inició por confidencias de algunos presos a la antigua directora del centro penitenciario, Ana Soledad Acosta. De este modo se iniciaron una pesquisas que podrían suponer a Celedonio Lucas una pena de cárcel de hasta doce años.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Videos de Consejo de Gobierno
más videos [+]
Consejo de Gobierno
Vocento
SarenetRSS