Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
47.315 lectores diarios RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Zamora

violencia doméstica en ZAMORA
«Estamos aquí por mi hermana: vosotros sabéis lo que había y ella también»
El barrio de Pinilla despidió con tensión contenida a la mujer asesinada El padre del presunto homicida sufrió un ataque a la puerta de la iglesia

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
«Estamos aquí por mi hermana: vosotros sabéis lo que había y ella también»
Familiares y amigos de la víctima, ante la iglesia del Sepulcro, minutos antes del funeral. / LUIS CALLEJA
La voz del hermano de María Jesús O. S. resonó demasiado serena en la iglesia del Sepulcro. «Estamos aquí por mi hermana: vosotros, los que la queríais, sabíais lo que había y ella también». Apenas unos minutos antes del funeral, al suegro de la última víctima de la violencia sexista y padre de José Daniel D., el presunto homicida, le venció la tensión emocional y se desplomó a la puerta del templo mientras el féretro con los restos mortales de su nuera era introducido en la iglesia ante decenas de familiares y amigos que acudieron a darle el último adiós. En medio de un gran nerviosismo general, finalmente el hombre fue asistido por agentes de la Policía Municipal y trasladado al hospital en una ambulancia del servicio de emergencias 112. Tras realizársele algunas pruebas, los facultativos descartaron que hubiera sufrido un ataque coronario, según confirmaron fuentes sanitarias.

En las esquelas del funeral repartidas por el barrio de Pinilla sólo podían leerse los nombres de la familia carnal de la víctima, Ninguna mención en el recordatorio a la rama política. Ese enfrentamiento se traslucía por momentos en la tensa espera de la caja con los restos mortales de María Jesús. «Mi mami», sollozó el hijo pequeño y tercero, de 11 años de edad, que se empeñó en acudir al funeral a pesar de todos los consejos en contra. El rostro del mayor, de 18 años, muy contenido, contrastaba con el de la hija segunda, de 16 años, completamente desconsolada. Todos ellos habían recibido asistencia psicológica por la mañana en el hospital Virgen de la Concha donde, desde las diez de la mañana, el forense, Antonio González, practicaba la autopsia al cadáver para determinar la causa de la muerte y las circunstancias del crimen, una tarea que se prolongó hasta pasadas las tres de la tarde.

La intermediación de la alcaldesa de Zamora, Rosa Valdeón, que acudió a dar el pésame a la familia, permitió que el entierro pudiera realizarse en el cementerio de San Atilano en la jornada dominical.

Luto oficial

El oficio religioso en la iglesia románica del Sepulcro, a las cinco de la tarde, quiso ser un homenaje no sólo a la vecina de Pinilla asesinada, sino un recuerdo solidario para todas las víctimas de la violencia familiar. El Ayuntamiento de Zamora, horas antes, había decretado día de luto oficial «con el fin de expresar la angustia y consternación que ha provocado en la ciudad este hecho de gravedad extrema».

Para mañana, desde la institución municipal y también desde la Subdelegación del Gobierno, se ha convocado a los zamoranos a participar en una concentración silenciosa en la Plaza de la Constitución, con el fin de condenar enérgicamente estos hechos y «exigir que la violencia de género, en todas sus manifestaciones, desaparezca por completo de nuestra sociedad y de nuestras vidas». El acto está previsto a las 12.00 horas. También mañana, a las 19.30 horas, habrá una misa de funeral en la iglesia del barrio de San Frontis, anunció el sacerdote por expreso deseo de la familia.

María Jesús O. S., de 40 años de edad, murió en su propio domicilio, un piso de la calle Pasaje de Salamanca pasadas las 20.00 horas del sábado. Presentaba en el cuello heridas de arma blanca, al parecer ocasionadas por su marido, José Daniel D., de 43 años, tras una discusión relacionada con el bar del que eran propietarios desde hacía poco tiempo, actividad que combinaban con un taller de marmolería y una exposición de panteones, negocios que había iniciado el padre y por los que esta familia de industriales era muy conocida dentro y fuera de la capital zamorana.

La madre del presunto homicida fue quien alertó de lo ocurrido al servicio de emergencias 112. Cuando llegó la ayuda sanitaria al cuarto piso del inmueble número 1 de la calle Pasaje de Salamanca solamente pudieron confirmar la defunción de la mujer. Los tres hijos no se encontraban en la vivienda cuando ocurrió la tragedia. A las 23.30 horas la juez ordenó el levantamiento del cadáver.

Este es el primer caso de muerte por violencia machista que ocurre en Zamora desde que entró en vigor la Ley de Violencia de Género. Aunque Zamora es la sexta provincia del país donde el índice de malos tratos es más bajo, a fecha del 31 de marzo pasado se han dictado 136 órdenes judiciales para la protección de mujeres víctimas, y en 96 de ellas se decretó el alejamiento del agresor, según los datos de la Comisión contra la Violencia de Género.

En las dos primeras semanas del mes de mayo, cuatro hombres han sido detenidos en Carbajales de Alba, Benavente, Tábara y Toro por denuncias presentadas contra ellos por sus ex parejas por malos tratos.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Semana Santa Zamora
Programa, confradías, procesiones, galerías de fotos, vídeos, noticias...
Vocento
SarenetRSS