Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
47.315 lectores diarios RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Vida y Ocio

VIDA Y OCIO
El profesor Sánchez Tortosa afirma que la enseñanza actual crea tiranos
21.04.08 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
«A través de una falsa, errónea o vaga concepción de la libertad, a los alumnos de enseñanza media se les han dado unos instrumentos para los que no están capacitados. Lo que pretendía ser una enseñanza liberadora se ha convertido en una educación que produce siervos y tiranos al mismo tiempo. No ya porque tiranicen al profesor, que en algún momento puede suceder, sino porque ellos mismos se imponen su propia ignorancia y, en vez de combatirla, la defienden y se la imponen a los demás». El durísimo diagnóstico de los estudiantes en los últimos cursos de la ESO y durante el Bachillerato procede de José Sánchez Tortosa, profesor de Filosofía, escritor con una carrera docente a sus espaldas de una década y autor del libro 'El profesor en la trinchera' (La Esfera de los Libros), un clarificador título con el que pretende desperezar a jóvenes alumnos, a sus padres y, por qué no, a los responsables políticos.

Batalla diaria

Los términos belicosos son constantes en la obra toda vez que, argumenta, «los profesores tienen que librar una especie de batalla diaria e ir a la trinchera» para establecer una relación con unos alumnos que, en su mayoría, no comprenden o no están interesados en los que se les cuenta. «La relación que se establece es de antagonistas», apunta.

«La verdadera guerra en las aulas se establece contra la ignorancia de los alumnos -dice sin inmutarse-. El docente a veces no encuentra aliados ni entre los mismos profesores, y tiene enemigos entre los alumnos y los padres». De esta situación, concluye, deriva la frustración de los profesores, «que se encuentran sin armas para dar la batalla a la que están destinados».

La falta de entendimiento es aún más palpable, precisa Sánchez Tortosa, por la forma en que los alumnos perciben al docente. «Ven al profesor no como alguien que quiere inculcarles unos conocimientos, sino como a una especie de guarda jurado que les encierra en el aula durante una hora para enseñarles cosas que no les interesan en absoluto». Puntualiza que no todos los alumnos responden a esta escasez de responsabilidad, constancia y esfuerzo, si bien son una minoría. «Los pocos alumnos que responden a ese perfil, están en una especie de islote heroico».
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS