Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
47.315 lectores diarios RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Deportes

BALONCESTO
Un hola y un adiós
El Alimentos de Palencia pierde ante el Illescas, en un partido en el que fue de más a menos, y se despide de la Copa que organiza el mismo día que se inicia
02.02.08 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Un hola y un adiós
Jorge Coelho lanza a canasta en la semifinal de la Copa LEB Plata de ayer. / MERCHE DE LA FUENTE
El Alimentos de Palencia no ha tenido tiempo de saborear la Copa LEB Plata y se ha quedado fuera de esta competición, a la que pasará a la historia por el mero de hecho de haber sido el organizador. El cuadro palentino aguantó el tipo hasta el descanso, pero el Illescas mostró sus galones en la segunda mitad y dio un auténtico repaso al anfitrión.

El himno de Palencia comenzó a sonar y los cerca de 1.500 espectadores que se dieron cita ayer en el Marta Domínguez gozaron de un momento de 'palentinismo', pero esa sensación de orgullo provincial se fue diluyendo y los únicos que salieron orgullosos del pabellón fueron los aficionados del Illescas, que no pararon de animar a su equipo en todo momento y que ahora afinan sus gargantas para la final, que se jugará hoy desde las 17 horas.

El encuentro comenzó bien para el equipo palentino. La intensidad en el juego fue muy alta durante los primeros minutos y el anfitrión ejerció como tal. El Alimentos salió al campo con entusiasmo y ganas, pero el empuje local se fue degradando con el paso de los minutos.

El primer cuarto acabó con un resultado de 21-15 y con la afición coreando el nombre del nuevo fichaje de su equipo, Manolopoulos, al que rebautizaron con el nombre de Manolo, un seudónimo que a buen seguro acompañará al jugador griego, que quiere que se le llame Soto, pero que seguramente se quedará con el nuevo mote, que es mucho más castizo y suena mucho mejor en tierras castellanas.

La aparición de 'Manolo' en el Pabellón Marta Domínguez no fue la única, y Javi Pérez volvió a jugar al fin después de las dos lesiones seguidas que ha sufrido. Las novedades fueron muy bien acogidas por el público, pero el quinteto fue perdiendo a sus pilares centrales y el Illescas se aprovechó de la situación para recortar diferencias.

Faltaban ocho minutos para el final de la primera mitad y el Illecas Urban se puso por delante en el marcador por primera vez en el partido. El visitante Dexter Lyons comenzó su particular recital. El jugador americano estaba en todos los sitios y se convirtió en un verdadero incordio para el conjunto local, que se mostró incapaz de frenarle, tanto en ataque como en defensa.

Lyons comandó al Illescas hacia el triunfo, pero detrás tuvo un equipo que le apoyó, le surtió de balones y le hizo ser el mejor del partido y de la jornada. El conjunto castellano y manchego demostró que si es líder es por algo, y enfrente tuvo a un Alimentos de Palencia que se mantuvo firme hasta el descanso.

Cambio tras el descanso

La primera mitad acabó con un resultado de 37-38. El Alimentos de Palencia fue de más a menos y al Illescas le ocurrió exactamente lo contrario. La zona se convirtió en un lugar prohibido para el cuadro local y el conjunto toledano campó a sus anchas por la pintura, que parecía dar alergia a los palentinos, que huían de ella debido a la calidad del juego interior del rival.

Los 2,08 de Sotirius Manolopoulos parecían la mejor medicina contra la alergia a la zona del conjunto palentino, pero el griego vio la cuarta personal cuando solo habían transcurrido cuatro minutos del tercer cuarto y el Alimentos se tuvo que encomendar a Santana y Coelho, que no tuvieron su mejor día.Lezcano reaccionó y pidió a Maio que se la jugase desde la línea de 6,25. El belga hizo caso a su entrenador y marcó dos triples seguidos, pero hacía falta mucho más para frenar los pies al líder.

El tercer cuarto fue el principio del fin del sueño copero del Alimentos. Todo el trabajo anterior se vino abajo en sólo diez minutos y el cuadro palentino afrontó el último cuarto con un resultado de 52-67. Los últimos diez minutos fueron un auténtico paseo para el Illescas y el Alimentos dijo adiós a la Copa el mismo día que le dio la bienvenida.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Valladolid de tienda en Tienda
Vocento
SarenetRSS