Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
47.315 lectores diarios RSS | ed. impresa | Regístrate | Sábado, 26 julio 2014

Segovia

SEGOVIA
La historia del ovino
Referente antes por su esquileo, Torrecaballeros sigue vinculado al ovino por su gastronomía
03.11.07 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
La historia del ovino
Interior del Esquileo de Cabanillas del Monte, anejo de Torrecaballeros. / DE TORRE
A lo largo de su historia, por diferentes motivos dependiendo de la época, el ganado ovino siempre ha estado ligado a la vida de Torrecaballeros.

Asentado junto a la Cañada Real Soria Occidental, conocida como Cañada de la Vera de Sierra a su paso por tierras segovianas, la localidad era un punto de paso obligado de las ovejas en tiempos en los que la trashumancia era obligada para buscar mejores pastos para el ganado y ésta debía hacerse caminando.

La industria de la lana adquirió gran relevancia en la economía segoviana merced, en parte, a que aquí se construyeron un buen número de esquileos. Una auténtica actividad industrial en la que miles de ovejas eran desprovistas de su lana. Los esquiladores trataban kilos y kilos de vellones en esas factorías tan importantes en la historia de la provincia de Segovia hoy casi desaparecidas.

Sin embargo, entre todas ellas hay una que ha superado estoicamente el paso del tiempo y ha entrado en el siglo XXI declarada Bien de Interés Cultural (BIC). Es la de Cabanillas del Monte, la casa de esquileo ubicada en la pedanía de Torrecaballeros con el mismo nombre que logró la catalogación como bien protegido en 1997. Y es que, además de por la importancia en la historia de Segovia, en general, y del municipio, en particular, este esquileo llama la atención por el buen estado de conservación en el que se encuentra.

De propiedad privada y utilizado en ocasiones para celebración de acontecimientos, en él aún se puede pasear por la casa noble, el rancho o sala de esquileo donde las ovejas eran desprovistas de sus vellones de cara al verano; el bache, así llamado al lugar donde se introducía a la res antes de ser esquilada para facilitar el trabajo al esquilador; los encerraderos, es decir, los espacios en los que se guardaba al ganado para ser marcado y separado; las lonjas donde se almacenaba la lana y el resto del inmueble en el que trascurría la vida en el esquileo.

Fiesta

Hoy, eso ha desaparecido, pero una vez al año, la fiesta del esquileo de Cabanillas del Monte permite recordar cómo era ese viejo oficio hoy casi desaparecido en el que los esquiladores movían con soltura las tijeras para esquilar.

La trashumancia y el paso de ganado ya no son importantes en la economía local de Torrecaballeros, pero el ovino sigue siendo importante. Ahora en otra faceta. La de los exquisitos corderos asados que la reputada actividad hostelera sirve en los platos de los cientos de comensales que cada semana se acercan hasta los numerosos restaurantes de la localidad. El buen hacer de los restauradores ha permitido situar a la localidad como uno de los puntos de parada obligada para degustar este producto del ovino, tan vinculado a lo largo de la historia a Torrecaballeros.Próximo pueblo: La Lastrilla
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Semana Santa Segovia
Programa, confradía, procesiones, galerías de fotos, vídeos, noticias...
Vocento
SarenetRSS