Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
47.315 lectores diarios RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Zamora

ZAMORA
Una investigación universitaria mide el estrés del lobo en la Culebra
El estudio, iniciado en marzo, se prolongará hasta mayo del 2009 Expertos abordan los escollos para el desarrollo del turismo natural
22.10.07 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Una investigación universitaria mide el estrés del lobo en la Culebra
La bióloga Isabel Barja interviene ante los participantes en la jornada. / A. SAAVEDRA
La Universidad Autónoma de Madrid realiza un estudio para conocer los niveles de estrés fisiológico del lobo en cuatro grupo reproductores de la Sierra de la Culebra. Un quinto estudio se desarrolla en la provincia de Orense.

La investigación, que está en una fase preliminar, se inició en marzo de este año y se prolongará hasta mayo del 2009, por lo que aún no hay resultados concluyentes. La bióloga Isabel Barja Núñez explicó ayer el contenido del trabajo durante su intervención, dentro de las Jornadas Trasfronterizas de Ecoturismo y Desarrollo Sostenible, que concluyeron con una exposición sobre el proyecto del Centro de Interpretación del Lobo Ibérico de Robledo, a cargo de Jose Luis Santiago y Javier Santiago.

En los estudios que tiene en marcha la UAM, a partir de los análisis de muestras fecales, se cuantifica la concentración de cortisol en heces, el principal indicador del «diestrés» nocivo para los carnívoros. En el caso de los estudios en la Sierra de la Culebra, se hace una recogida periódica de muestras, heces frescas, lo que según la bióloga «es complicado».

A partir de estas muestras, que también aclaran el tipo de alimentación, se analiza además el ADN, el tipo de individuo, el sexo y, si es preciso, se determina la especie.

Los estudios están en su fase preliminar y, por el momento, se han recogido en Zamora y en Orense 220 muestras fecales. Los datos tienen una fiabilidad mayor que si se capturara al animal, ya que, debido a la situación estresante, sólo hay un margen de tres minutos para tomar muestras sin que haya alteración de los glucocorticoides en sangre.

De la otra forma, se evita el estrésy es más fácil recoger y conservar las muestras, que se congelan para su estudio. A priori, y en base a otros estudios, se esperan alteraciones en los niveles en época reproductora y la competencia entre los machos, como consecuencia de la vida en grupo propia del lobo. La dieta, en lo que respecta a disponibilidad de alimento, en principio puede ser otro factor de estrés.

Otras variables

Entre las variables que se incorporan a ese estudio están sí es época reproductiva, las condiciones meteorológicas, la alimentación, en particular si predominan los animales silvestres que estresan más a los depredadores, el hábitat, etcétera. Otros factores que también se cuantifican son el número de personas que están en la observación, el número de vehículos que circulan por el territorio de estudio, el número de personas y la actividad que realizan, entre ellas recogida de setas o agrícolas.

Como dato significativo, la bióloga señaló que en antecedentes previos la caza, en los cotos cinegéticos con los límites del parque de Invernadeiro, no supone en principio un factor de estrés para los componentes del grupo.

Isabel Barja abogó por el uso público de los espacios naturales, pero teniendo en cuenta la capacidad de carga del territorio, las épocas sensibles para las especies -fundamentalmente la reproducción-. No tener en cuenta estas premisas supone interferencias en la especie.

El primer estudio de estrés en esta zona sobre carnívoros se desarrolló en el Parque Natural de Invernadeiro de Orense sobre marta europea. El resultado fue que la actividad humana en la zona de uso público del parque eleva los niveles de glucocorticoides, mientras que en la zona más restringida, sin actividad humana, son más bajos.

Falta de legislación

Otra visión diferente fue la que presentó el director de la empresa de ecoturismo, Francisco Huertas, en relación al turismo de naturaleza y medio ambiente, que se enfrenta a la falta de legislación y de infraestructuras empresariales, además de al difícil acceso a los canales de comercialización y la ausencia de apoyo institucional, a diferencia de lo que ocurre en otros países desarrollados, sobre todo en EEUU y Francia, mucho más avanzados en este tipo de turismo.

Para el empresario, factores decisivos en este tipo de producto es la especialización y mantener actitudes éticas con las especies y las expectativas del cliente. El planteamiento de su empresa es ser respetuoso con el medio ambiente y las especies, que sea un turismo sostenible, tener en cuenta la capacidad de carga de los espacios naturales , ser un apoyo a la economía local y generar en la población la idea de que el turismo es positivo.

Sobre los guías, Huertas propugnó que sean especializados y de la zona y en cuanto al número de componentes de los grupos que sea acorde con la actividad.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Semana Santa Zamora
Programa, confradías, procesiones, galerías de fotos, vídeos, noticias...
Vocento
SarenetRSS