Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
47.315 lectores diarios RSS | ed. impresa | Regístrate | Viernes, 25 julio 2014

Valladolid

EN ESTA ORILLA
El cólera morbo
22.10.07 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
El cólera morbo entra en España en la primavera de 1833. El recién creado Boletín de la Provincia, en septiembre de ese año publica una carta que el doctor Mateo Orfilia, médico español de rango científico universal, decano de la facultad de Medicina de París, remite al Corregidor de Vendome (Francia):'¿Que horrible cosa es el cólera, amigo mío! Cuídese no comiendo demasiado, privándose de beber vinos puros y licores; no fatigándose, y sobre todo, teniendo cuidado de no resfriarse. Si a pesar de esto el mal atacase, la enfermedad empieza, noventa y ocho veces entre ciento, por una diarrea poco o nada dolorosa, que los enfermos descuidan casi siempre. Cuídela mucho, guardando su casa y su dieta. Tome agua de arroz y algunas medias lavativas con láudano y mientras dure la diarrea guarde dieta y trasude. No tendrá el cólera, porque con este método lo habrá sofocado. Eche cinco o seis gotas de láudano por lavativa, y tomará dos medios litros al día. No crea lo que dicen de que los médicos no conocen el mal. Es falso. Los médicos no curan los coléricos fríos, azules, y casi moribundos; pero saben curar y curan el primer período del mal, haciendo lo que yo acabo de decir'.

Llega el cólera a Valladolid en abril de 1834, desaparece el 30 de septiembre. Murieron al pie de 3.000 almas.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS