Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
47.315 lectores diarios RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Valladolid

NECROLOGÍA
In memoriam
19.10.07 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
In memoriam
Luis María Isusi. / R. GÓMEZ
La tarde del día 17 de octubre ha sido de conmoción para muchos de los que hemos conocido a Luis; la Parca implacable nos lo ha arrebatado en lo que parecía una sencilla intervención quirúrgica en un hospital.

Como sacerdote lo primero que uno piensa es que se ha ido un operario bueno y fiel, en estos tiempos en que escaseamos y tan necesarios somos para la Iglesia y para la sociedad.

Vamos a sentir su falta en la Curia diocesana, en la Catedral, en el Colegio de las Teresianas, en muchos ámbitos de la Iglesia; pero también lo va a sentir la sociedad de la ciudad y de la diócesis-provincia. Muchas de las cosas que se han logrado en los últimos decenios en materia de patrimonio religioso-cultural se deben al buen hacer de Isusi: los fondos que constituyen el Museo Diocesano y Catedralicio y los Museos de Arte Sacro de Peñafiel y Medina de Rioseco; los convenios de diverso tipo con entidades públicas y privadas para que los bienes culturales de tantas iglesias, conventos y ermitas de la capital y los pueblos puedan ser contemplados en las mejores condiciones posibles y transmitidos a las generaciones futuras; las exposiciones y catálogos y su interés y preocupación constantes por la música a la que dedicó buena parte de su vida en la Capilla de Música de la Catedral, en el Seminario y en bastantes monasterios de contemplativas. Para todas estas cosas puso a funcionar los talentos que Dios le dio, entre los que destacaban la afabilidad, la simpatía, la disponibilidad y un talento especial para saber cuándo era el momento de luchar por una obra o de esperar el momento propicio.

Su despedida en la Catedral Metropolitana con la presencia de las instituciones autonómica, provincial y municipal y de tantísimas personas nos habla de una persona querida. Creo que ese mismo cariño es aquél con el habrá sido recibido en el Cielo.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS