Martes, 19 de diciembre de 2006
Registro Hemeroteca

en

MUNDO

Publicado: 07:01

en la Escuela Militar
Miles de personas despiden a Pinochet en el velatorio
Tendrá un funeral sin honores de Estado, pero recibirá el homenaje que el Ejército rinde a los ex comandantes en jefe, antes de ser incinerado
Miles de personas despiden a Pinochet en el velatorio
Los seguidores de Pinochet ya han comenzado a visitar el féretro. / REUTERS
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar
Isabel Allende echa de menos "alguna sentencia condenatoria"
Isabel Allende, hija del presidente asesinado Salvador Allende, ha afirmado que "sólo" lamenta que "los juicios contra Pinochet no hayan llegado al final. Nunca esperaba verle en la cárcel, pero sí echo de menos que no hubiera habido al menos una sentencia condenatoria. Cuando la Justicia tarda en actuar, las heridas tardan mucho más en cicatrizar. La mejor herencia que se puede dejar a las futuras generaciones es que nunca más un golpe de Estado, nunca más romper el orden constitucional democrático, nunca más violaciones de los Derechos Humanos. La única dignidad que puede tener un país es que puede aprender de su historia, que es capaz de mirar al futuro aprendiendo su historia, no negando su historia, y todos hemos aprendido que la democracia es el valor más importante ".
La diputada socialista chilena ha mostrado su apoyo a la decisión del Gobierno de negar los honores de Estado en los funerales por Pinochet. "No puede ser que alguien que fue un dictador que encabezó la más feroz de las represiones que hayamos conocido nuestro país tenga honores de Estado".

Publicidad

El cadáver de Augusto Pinochet, muerto ayer domingo por un fallo cardíaco masivo, ha sido vestido con el traje de gala del Ejército, con el que yace en el ataúd en el cual sus restos son velados en la capilla ardiente que se ha instalado en la Escuela Militar de Santiago, a la espera de sus funerales, que se celebrarán mañana.
Miles de personas se han acercado hasta el organismo castrense y hacen largas filas para acercarse a la urna que contiene los restos mortales del ex dictador. Dos de sus hijas, Lucía y Jacqueline, reciben, en nombre de la familia, el pésame por el fallecimiento.
El lugar ya ha sido visitado por los comandantes en jefe de las Fuerzas Armadas y Carabineros, quienes asistieron al primero de los cuatro responsos fúnebres que se han planificado para este lunes. La ceremonia ha estado encabezada por el cardenal arzobispo de Santiago, Francisco Javier Errázuriz, quien hizo un llamamiento para que "la serenidad inunde el corazón de los que se manifiestan con pasión".
99 detenidos y 49 heridos
La muerte de Augusto Pinochet, a los 91 años, ha sacado nuevamente a la luz la división que su figura ha provocado entre los chilenos desde que irrumpió en la vida pública al encabezar el 11 de septiembre de 1973 el cruento golpe militar que derrocó al presidente socialista Salvador Allende.
Decenas de miles de detractores del ex dictador salieron a las calles de Santiago y otras ciudades de Chile para festejar la muerte del hombre a quien consideraban el peor de los tiranos. Los brindis con champán, vino o cerveza se sucedieron por las calles, expresiones que han contrastado con las expresiones de dolor de los partidarios de Pinochet, congregados frente al Hospital Militar, desde pocos minutos después que se informara de que el ex gobernante de facto había expirado.
Durante la jornada ha habido brotes de violencia, especialmente en las manifestaciones de los detractores, con grupos de encapuchados que han agredido a la policía, han roto cristales, marquesinas del transporte urbano y otros bienes públicos.
Las manifestaciones han dejado un saldo de 99 personas detenidas y otras 49 han resultado heridas, según el viceministro del Interior, Felipe Harboe. En ellas, han participado cerca de 9.000 personas y, entre los heridos de diversa consideración, hay seis civiles y 43 policías. El viceministro ha hecho un llamamiento "a la calma y la tranquilidad" a los chilenos que quieran salir a la calle.
A vueltas con el funeral
Por su lado, la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, ha asegurado haber pensado "en el bien del país" al descartar un funeral de Estado para el ex dictador. "En una sociedad, en un país, cuando no existen normas, leyes previstas para determinadas situaciones, los líderes, los gobernantes tenemos que tomar decisiones pensando en el país", ha dicho.
En este sentido, el hijo menor del ex dictador chileno, Marco Antonio, ha señalado que "por respeto" a su familia y a su madre no quiere que haya ningún representante del Gobierno de Michelle Bachelet en los funerales de su padre.
"No quiero actos hipócritas", ha comentado tras tras rechazar que La Moneda le haya denegado a su padre un funeral conhonores de Estado, lo que ha atribuído "a la miseria humana", al igual que las celebraciones de quienes ayer festejaron la muerte del exdictador.

 
Vocento

Contactar |Staff | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad | Master El Correo | Club Lector 10

Canales RSS